1 agosto 2021

Las Escuelas Rurales en el Distrito de 9 de Julio

[17 de junio de 2010] Los alumnos de 3ero. SB han comenzado un relevamiento acerca de las instituciones rurales del distrito. Descubrieron que,  prácticamente, las únicas que quedan en pie son las escuelas.

Como todos sabemos, el CEPT utiliza una herramienta llamada Plan de Búsqueda. Mediante ella los chicos realizan tareas de investigación a campo para obtener un diagnóstico de la zona en donde viven. En este sentido, salieron a realizar un relevamiento acerca de las instituciones rurales de la zona. Descubrieron que en algunos pueblos todavía funcionan algunas instituciones civiles; pero en lo que al medio rural específicamente se refiere, observaron que, prácticamente, han quedado en pie sólo las escuelas. Entonces, hacia ellas dirigieron los chicos su trabajo de investigación.

Resultados iniciales del relevamiento

Estos son algunos de los resultados iniciales, que se irán profundizando a lo largo del año:

Las escuelas rurales de nuestro partido fueron creadas en diferentes épocas. Algunas son muy antiguas y otras relativamente modernas. Las más antiguas son las localizadas en los pueblos, por ejemplo la de French supera los cien años. Algunas de ellas han quedado abandonadas por falta de matrícula o por otros problemas, por ejemplo la escuela del paraje «La Casualidad» fue afectada por las inundaciones y en este momento se encuentra al borde del derrumbe. Inclusive nuestro CEPT funciona en el edificio de lo que fue la escuela Nº 47, que cerró por falta de matrícula.

Los primeros directores de las escuelas de nuestro partido fueron: Leda Inés Bagato, Alfredo Lesbrot, Alberto Ferreira.

En cuanto a la matrícula,las escuelas rurales cuentan con  pocos o muy pocos alumnos. Esto se debe al constante despoblamiento del campo provocado por diversos factores que no trataremos en esta nota. Inclusive muchas de ellas no cubren el nivel inicial.                                                                                                                    Las escuelas de los pueblos cuentan con una mayor matrícula y la misma va en relación a la población de cada pueblo. Sin embargo, tampoco son grandes cantidades de alumnos porque nuestros pueblos también padecen el problema de la emigración.

Con respecto al estado de los edificios, las escuelas rurales se encuentran en diferentes condiciones; pero, en general,  la mayoría se encuentra en buen estado de conservación.

Todas las escuelas rurales cuentan con maestras y al menos una materia especializada. En cambio, las escuelas de los pueblos cuentan con todas las materias especiales y equipos de orientación escolar.

Casi todas las escuelas de los pueblos poseen un  laboratorio, aunque algunos no se usan. Las escuelas rurales no lo poseen.

Prácticamente todas las escuelas tienen computadoras; pero muy pocas cuentan  con profesor de informática. Por esta causa muchas veces son las maestras quienes dan este tipo de clases. Además, son muy pocas las que tienen acceso a Internet.

En las escuelas rurales funcionan servicios de distintos nivel de educación: por ejemplo; inicial, primario y secundario. En la mayoría de los casos todos los niveles comparten el mismo edificio. Por esta causa deben adaptarse los turnos al ingreso y egreso de cada nivel. Debe hacerse la siguiente salvedad: en los pueblos, en general, el nivel incial cuenta con edificio propio.

En todas las escuelas hay servicio de comedor. En las de jornada completa se sirven almuerzo y desayuno o merienda, según el caso. En las de jornada simple se sirve sólo desayuno o merienda.

En las escuelas rurales cambian el turno según la época del año. Esto está determinado por razones climáticas: así, en tiempos de calor los chicos concurren por la mañana, en cambio cuando llega la época fría van a la escuela por la tarde. En las escuelas de los pueblos los turnos no pueden  cambiarse  porque el edificio es compartido por más de un nivel educativo.

Todas las escuelas tienen el apoyo de una asociación cooperadora, conformada en casi todos los casos por padres de alumnos y algunos docentes. En ocasiones, participan personas que no tienen chicos en la escuela.

El rol de las Cooperadoras

El rol de las cooperadoras es muy importante porque, pese a los esfuerzos del estado, las escuelas suelen tener muchas necesidades que son atendidas por ellas.

Como se deja ver, la situación de nuestras escuelas no parece muy difícil. Sin embargo existen muchas cosas por resolver; pero eso quedará para el próximo plan de búsqueda.

Artículo anteriorAquí La Niña: Cuando ni médicos quedan
Artículo siguienteSe dice…

Últimas noticias

Llega el tango a «Dennehy Casa de Té»

Para los días sábado 7 y domingo 8 de agosto está confirmado el evento Tangox2 en "Dennehy Casa de...

Noticias relacionadas