27 septiembre 2021

Fueron aprobadas las modificaciones al Código Urbano

Anoche, en una sesión especial que tuvo lugar en el recinto del Concejo Deliberante, fueron aprobadas las modificaciones al denominado Código de Gestión Urbanística y Ambiental de la Ciudad de Nueve de Julio. Más bien, se trata, asimismo, de una adecuación unificada de más de cuatro decenas de ordenanzas vigentes sobre esta materia, las cuales, partir de ahora, quedarán derogadas.

[slideshow]
El proyecto del Código Urbano a partir de un proceso de elaboración lleva varios años y que, de acuerdo con los fundamentos esgrimidos por el oficialismo, busca adecuar el Código que se encontraba vigente sancionado en 2001.
Desde la órbita provincial, en 2011, se había solicitado la unificación de criterios urbanísticos en una codificación común, teniendo en cuenta las transformaciones que va sufriendo el ejido urbano.
Durante la sesión, ediles de diferentes bloques ofrecieron su opinión al respecto. El concejal Eduardo Moscato, del bloque de la Unión Cívica Radical fue el encargado de realizar una introducción, fundamentando el requerimiento de aprobación del nuevo Código.
Seguidamente, el concejal Martín Banchero, efectuó un análisis del proyecto en cuestión, indicando una serie de errores que se habrían deslizado en el texto que estaba siendo sometido a aprobación. Una cuestión común que plantearon algunos concejales fue la falta de tiempo para el análisis del texto y la prisa con que, desde el Ejecutivo municipal, se estaba insistiendo para su aprobación.
Los límites geográficos de la ciudad fueron el principal punto de conflicto a la hora del análisis del proyecto; sobre todo, la desaparición de las vías del antiguo Ferrocarril Belgrano (La Trocha) como delimitación de la circunvalación.
Durante varias décadas se consideró a esas vías y al terraplén como un límite que no debía ser sorteado ni eliminado, en el concepto urbanístico que tradicionalmente se viene concibiendo en esta comunidad.
Desde el oficialismo se utilizó la estrategia, para motivar la aprobación, de citar los beneficios que traería, el nuevo Código, para disponer de tierras municipales para la venta y para los beneficiarios del plan ProCreAr.
El proyecto, finalmente, fue aprobado por los votos los bloques de la  UCR, el PRO y el Gen. La oposición rechazó algunas cuestiones puntuales del Código, fundamentalmente en punto 15, referido a la ampliación del radio urbano.
Quienes participaron en la sesión como espectadores, por momentos, sintieron la sensación de no estar comprendiendo adecuadamente algunas exposiciones. Esto se debe a que, no toda la información referida al aludido Código ha estado a disposición de todos. Es evidente que no todos los concejales tuvieron la oportunidad de estudiar a fondo el documento que estaban aprobando.
Por cierto, este Código, el Ejecutivo insistió en apresurar en su aprobación, debe servir para ofrecer soluciones concretas a la comunidad.

UNA ESCUELA MORAL

A comienzos del siglo XX, Juan Duarte, padre de la que con el tiempo se convertiría en una figura destacada en la  historia nacional, Eva Perón, fue concejal del Partido de 9 de Julio en dos períodos (entre enero de 1905 y diciembre de 1908). En cierta oportunidad, durante una sesión, afirmó que el Concejo debía ser «siempre  una escuela moral». Ciertamente, ubicando esos términos en el contexto histórico en que fueron pronunciados, resultaba llamativo escucharlos de labios de un caudillo conservador y, más aún, cuando esa fuerza política tenía una preponderancia absoluta en la comunidad.
Pero, lo cierto es que no fue la única expresión de fuste que ese edil tendría. En otra ocasión, aún en su condición de terrateniente, llegó a decir a sus pares: «la tierra debe ser para quien la trabaja, para quien la merece».
Es notable observar cómo, aún habiendo transcurrido más de un siglo, ambos conceptos se mantienen inalterables: la necesidad de que el Concejo Deliberante sea « siempre una escuela moral» y que la tierra, sea cual fuere su extensión, sea para quien la merezca.
Es de desear que, con la sanción del nuevo Código, existan muchos beneficiados entre quienes, verdaderamente, necesitan la tierra para construir su vivienda, porque no la tienen. Del mismo modo, que esta medida favorezca el ordenamiento adecuado, brindando soluciones que alcancen a todos los sectores de la sociedad y no solamente a unos pocos.-
sesionespecial4

Últimas noticias

Agustín Canapino ganó en San Juan

La novena fecha del Súper TC2000 se corrió en San Juan. Agustín Canapino con el Chevrolet Cruze se quedó...

Noticias relacionadas