19 septiembre 2020

Jesús Abel Blanco. Destino y vocación de un hombre que amó a su pueblo

* Se educó en un hogar humilde, trabajando y estudiando con gran dedicación; y fue su propia madre quien le enseñó las primeras letras.

* Intendente municipal,

* Legislador nacional, intendente municipal, concejal, autoridad provincial en el Consejo de su Partido, convencional constituyente, fueron algunos de los cargos en los cuales se desempeñó, destacándose por sus grandes dotes y por su talento ejemplar.

* Como docente formó parte de los institutos sindicales de FATLYF y de Luz y Fuerza.

* Fue el intendente municipal, en la historia de 9 de Julio, que más años desempeñó esa función; y, sus gestiones al frente del Gobierno municipal son consideradas como las más progresistas.

La historia de la vida política de 9 de Julio, especialmente en las últimas cuatro décadas ha tenido a Jesús Blanco como uno de sus protagonistas más destacados. Habrá, en el futuro, de estudiarse y escribirse la historia de estas décadas y, el nombre de Blanco está allí, presente. El  ya es parte de la historia, sus obras son el más encumbrado legado que un hombre puede dejar  a sus conciudadanos. Y Blanco dejó un mensaje, una huella, una luz  para el futuro.

Jesús Abel Blanco, había nacido en 9 de Julio, en una vieja casona de Tucumán y Santiago del Estero, el 20 de agosto de 1926. Se trataba el suyo de un hogar fundados inmigrantes españoles, su padre, Tito Blanco, era natural de Oviedo, en Asturias, y Manuela Nieto, de Andavías, en Zamora.

Las primeras letras las aprendió cuando contaba sólo cuatro años. En el regazo de su madre, deletreaba las grafías de una lata de bizcochos “Canale”. Tanto así que, a los seis años, ya leía corrientemente.

En 1935 comenzó sus estudios primarios, en la Escuela nº 4. Lo hizo ingresando inmediatamente al segundo grado.

Una vez finalizada la escolaridad primaria, no le fue posible continuar enseguida sus estudios secundarios. De hecho, en esa época no existían en 9 de Julio muchas ofertas educativas; pero, razón de su actividad sindical que desarrollaría más tarde, rindió en forma libre sesenta y tres asignaturas, y hacia 1968 obtuvo el título de Perito Mercantil, en la Escuela Nacional de Comercio.

Un año más tarde, ingresó en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, iniciando la carrera de Abogado y Procurador, también como alumno libre. Estos estudios debió suspenderlos, en 1973, con ocasión de haber sido electo  intendente municipal de 9 de Julio.

SUS PRIMEROS EMPLEOS

A poco de finalizar de sus estudios primarios, debió dedicarse a las tareas rurales –que venía realizando- en una finca, aún existente, en la esquina de Cardenal Pironio y Antártida Argentina. Realizaba, allí, toda clase de trabajos relacionados con la chacra, y el cuidado de animales.

A partir de los trece años, a fines de 1939, trabajó como lavacopas en el Hotel Central. Simultáneamente, estudiaba dactilografía en una escuela privada de 9 de Julio.

Un año más tarde, ingresó en el estudio jurídico De la Plaza, para desempeñar tareas como auxiliar de escribanía.

Entre 1943 y 1945, en el turno vespertino, concurrió a las clases que se dictaban en las Escuelas Argentinas de Educación Profesional, que funcionaban en el edificio de la Escuela nº 1. En ese establecimiento obtuvo el título de Tenedor de Libros.

Luego, fue incorporado al personal de la tienda “La Americana”. Este empleo lo alternaba con el de operador, en la antigua Unión Telefónica.

LA PRIMERA EXPERIENCIA MUNICIPAL

A comienzos de 1946, Jesús Blanco, fue convocado para desempeñarse como auxiliar del Agente Fiscalizador de la ex-concesionaria del servicio eléctrico local, Compañía de Electricidad del Sud Argentino. Esta vez, con motivo de una investigación dispuesta por la municipalidad.

Ese año, el 23 de septiembre, recién cumplida la edad de 20 años, era llamado por Germán H. Camou, a la sazón comisionado municipal, para ocupar el cargo de secretario adscrito del   departamento ejecutivo. Estas funciones las prosiguió junto a los comisionados que sucedieron, doctores Armando Doménech y Victorio Piccinalli.

El 1º de mayo de 1948, el intendente municipal, Mario B. Castro, le designó su subsecretario de gobierno. Funciones en las que hubo permanecido hasta el 30 de abril de 1952.

EN LA COOPERATIVA ELECTRICA LOCAL

Si bien, en 1944 había desempeñado tareas en la Usina Eléctrica Popular “Mariano Moreno” (hoy Cooperativa Eléctrica y de Servicios), fue en agosto de 1951 cuando se incorporó definitivamente en esta entidad. En la CEyS permaneció hasta  marzo de 1990, en que después de más de cuarenta  años de aportes al régimen previsional, se acogió a los beneficios de la jubilación.

LA LITERATURA, EL PERIODISMO Y EL DEPORTE

Desde muy joven, quien nos ocupa, se sintió atraído por el deporte. Adolescente aún, era corresponsal de la revista “La Cancha”, que circulaba en el país, editada en la Capital Federal.

Practicó el fútbol y el ciclismo. En el primero, se destacó en las divisiones inferiores del Club Atlético “9 de Julio”, luego en las del Club y Biblioteca “Agustín Álvarez” y, por último, en el Club “Juventud Unida”.

En “Juventud Unida” a más, compuso la comisión directiva. Promovió, junto a otros integrantes, la realización de  algunas actividades culturales, tales como la puesta en escena de  un cuadro filodramático, cuya obra teatral –“Don Julián de las Mallorcas, el mercachifles”-escribió; y la organización del conjunto “Aguaceros del Recuerdo”, de canto y recitación. Estos grupos no sólo actuaba en la ciudad, sino que viajan a las localidades del partido.

Entre 1952 y 1954, presidió la Liga Nuevejuliense de Fútbol.

LOS IDEALES DEL JUSTICIALISMO

Todavía infante, Blanco, solía visitar la quinta de la familia Picotto. Allí, una mañana, mientras desayunaba, escuchó a través de una radio, el discurso de un orador de tono grave, al que siguió un grito, desde el público: “Viva el sindicato de Luz y Fuerza”. Quien hablaba era el coronel Perón, y entre los trabajadores que le escuchaban, en esa asamblea, transmitida por la radiofonía, se hallaban los obreros de Luz y Fuerza.

Su protagonismo, en la militancia justicialista, comenzará a principios de la década de 1960. Pues, en 1962, era elegido intendente municipal.

Entre 1964 y 1966, fue elegido presidente del consejo del Partido Justicialista de 9 de Julio; cargo que volvió a desempeñar, en los períodos de 1971-1973 y 1983-1985. Entre 1986 y 1988 fue secretario de organización del partido, en la provincia de Buenos Aires. Por esos años, debió presenciar un seminario sobre Política Internacional, promovido por la ADCA, en Caracas, Venezuela.

Integró el consejo nacional del partido, entre 1988 y 1991. Desde 1996, volvió a la dirigencia provincial partidaria. Al principio, como secretario general; y luego en calidad de  secretario de relaciones institucionales.

EN LA ACTIVIDAD SINDICAL

Puede decirse que su primera experiencia en el sindicalismo fue entre 1950 y 1952, cuando fue designado secretario general del sindicato de Obreros y Empleados Municipales de 9 de Julio.

Algunos años después, ya componiendo el personal de la Usina, en 1956, fue elegido miembro de la comisión directiva del sindicado de Luz y Fuerza de Mercedes. En este mismo lugar, entre 1960 y 1965, pudo ser secretario de la seccional 9 de Julio y secretario general del sindicato, en Mercedes.

En 1968 fue elegido subsecretario general de la Federación Argentina de Luz y Fuerza (FATLYF); y, un año después, presidente de la comisión provisoria de la Central Interamericana de Trabajadores de Luz y Fuerza (CITLYF).

Además,  siendo dirigente sindical, asistió –entre 1963 y 1972- como delegado y miembro del comité central confederal,  al congreso nacional de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina; y delegado de CITLYF, ante los congresos y consejos consultivos de la I.C.T., realizados en Santo Domingo (República Dominicana) y en Cuernavaca (México). En los institutos de formación social y capacitación sindical de FATLYF, y en el seminario para dirigentes latinoamericanos  de trabajadores de energía eléctrica (organizado por el sindicato de Luz y Fuerza), fue profesor de Historia del Movimiento Obrero Argentino y Conducción Sindical.

Para Jesús Blanco, la experiencia sindical fue sumamente formativa. Pudo recoger, por así decirlo, armas y elementos que luego le asentirá desarrollar las brillantes empresas en los demás campos comunitarios. En otras palabras, una formación social que le permitió llevar a la política hábitos de conducción, de organización e integración que son perfectamente compatibles con el campo social; es decir, la integración de todos, sin distinción de colores políticos.

INTENDENTE MUNICIPAL Y CONCEJAL EN 9 DE JULIO

El 18 de marzo de 1962, fue elegido intendente municipal del partido de 9 de Julio. Al ser derrocado el gobierno del doctor Frondizi, los actos electorales fueron anulados. En consecuencia, Blanco no pudo asumir la jefatura comunal, para la cual había sido elegido.

Hacia 1963, fue nuevamente candidato. Esta vez, el peronismo fue proscrito, razón que le obligó a quedar fuera de los comicios.

Transcurridos dos años, se le confirió una banca en el Concejo Deliberante local, para el período que debía concluir en 1969. Pero, en 1966, el golpe militar del general Ongania, puso fin a las instituciones democráticas.

En 1973, Blanco, resultó electo intendente municipal. Aunque su mandato debía concluir en 1977, el 24 de marzo de 1976, terminó con el advenimiento del llamado “Proceso de Reorganización Nacional”.

En 1991, el voto popular volvió a llamarlo para el ejercicio de la intendencia municipal. A esta, siguieron dos nuevas reelecciones, para los ciclos de 1995-1999 y 1999-2003.

En cada uno de esas instancias, en que le cupo, presidir el departamento ejecutivo municipal, procuró esencialmente crear un espacio de integración de todos los sectores de la comunidad. Gestiones progresistas, donde se concedió participación, integrando a todos los sectores sociales organizados, sin distinciones sectarias, procurando experimentar, y hacer vivenciar, los más elevados ideales de la ética, impuestos en el accionar comunitario.

Haciendo hincapié en la promisión de la educación superior, terciaria y universitaria, para la población nuevejuliense, logró la implantación de valiosas carreras. Ellas, actualmente, no sólo permiten la formación de los habitantes de 9 de Julio, sino también de los de la zona.

En materia social, fueron reconocidos los derechos de los ciudadanos, en salud, educación, la vivienda digna; generando, desde las obras públicas, una fuente de trabajo.

Por otro lado, en la última década, se erigieron, el edificio de la terminal de ómnibus, un importantísima red de desagües pluviales, un notable extensión de la pavimentación y del servicio de iluminación, un vigoroso plan de viviendas, un valioso plan de forestación, entre mucho más… En cuanto a la salubridad pública, por su impulso fueron creados nuevos servicios asistenciales, ampliando y mejorando la infraestructura de los hospitales municipales, e instalando servicios de traslados de pacientes, desde todos los lugares del partido. Sin dejar la creación de un centro de día, y el impulso de la enseñanza media, a través de la fundación de escuelas.

EN LA LEGISLATURA NACIONAL

En 1985 fue elegido diputado nacional, mandato que debió finalizar en 1989. En este sentido, integró las comisiones de Energía, Presupuesto y Hacienda, Familia, Mujer y Minoridad, ejerciendo la vicepresidencia de la de Comunicaciones.

A lo largo de esos cuatro años, presentó a consideración del parlamento, 111 proyectos -21 de ley, 56 de resolución y 34 de declaración-, propios y compartidos con otros legisladores. Entre ellos, merecen citarse, los relacionados con la creación del Fondo Federal para Redes de Gas, de la sociedad estatal para la explotación y construcción de centrales nucleares; como así, otros muchos, acerca de la maternidad, el aumento general de salarios, los delitos que comprometen intereses o derechos de la Nación, provisión de gas natural a varios partidos de la provincia de Buenos Aires (incluso, 9 de Julio), y el reestablecimiento  del Centro Regional de Nueve de Julio de la Universidad Nacional de Luján.

En esa intensa labor legislativa, descollaron sus intervenciones en el recinto. En abril de 1987, sobre el traslado de la Capital de la República; en julio de ese año, en torno a un homenaje a la memoria del general Perón; y, el 7 de diciembre de 1988, concerniente a la crisis electro-energética del país.

Cabe mencionar que, el diputado Blanco, mereció especial reconocimiento por su asistencia a las sesiones. Se lo contó entre quienes tuvieron mayor participación. Hecho auspicioso que recogieron los medios periodísticos nacionales.

Cabe señalar que, en 1994, ocasión de la reforma de la Carta Magna, Jesús Blanco fue elegido convencional constituyente.

Después de obtener licencia a su cargo de intendente, a finales de 2001, volvió a ocupar una banca en la legislatura nacional, como diputado. En esta oportunidad integró las  comisiones legislativas de Energía y Combustible, de la que fue vicepresidente; y las de Comunicaciones e Informática, de Educación, de Legislación Laboral, y de Economía, de las que fue vocal.

Como Diputado de la Nación, que lo fue hasta 2005, fue autor de importantes proyectos.

EN CEPRIL

Jesús A. Blanco tuvo especial interés en la vida institucional de 9 de Julio. En momento de la fundación del Centro Privado de Rehabilitación del Lisiado, en 1958, acompañó a su principal gestor,  don Manuel Viegas y a su esposa Josefina Jacobino, integrando la Junta Ejecutiva del mismo. Asimismo desempeñó la vicepresidencia de la filial 9 de Julio, de la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer, entre 1982 y 1991.

PALABRAS FINALES

Aún cuando podía pensarse en el merecido descanso, cuando ya había pasado los ochenta años, continuó con la mirada puesta en el bienestar de su pueblo. En octubre de 2007 volvió a postularse para el cargo de intendente municipal.

Aún retirado en su hogar continuaba atendiendo las necesidades de muchos nuevejulienses que llamaban a su puerta. Siempre tenía tiempo, sea cual fuere la hora del día, para prestar su ayuda a quienes se lo solicitara.

Don Jesús Abel Blanco falleció el 8 de abril de 2008. Su recuerdo permanente latente en el corazón de la comunidad de 9 de Julio.

Últimas noticias

YPF subió sus combustibles un 3,5% promedio

La empresa petrolera estatal YPF puso en vigencia desde la hora cero de este sábado un aumento del 3,5...

Hoy 21.30 por tv: «Mi mujer es el plomero»

  Este sábado 19 de septiembre desde las 21.30 hs el Grupo de Teatro de Cáritas 9 de Julio presenta una nueva obra del ciclo...

Trabajos en calles y caminos de Dudignac

Desde hace unos 10 días a la fecha, a través de la Dirección de Coordinación de Delegaciones Municipales, dependiente de la Secretaría de Gobierno,...

“Perspectiva de género como fundamento de justicia y herramientas para la defensa de las violencias”

INVITACION A CHARLA “Perspectiva de género como fundamento de justicia y herramientas para la defensa de las violencias” “ASOCIACION CIVIL SEGURIDAD CIUDADANA EN EL NUEVE”, a...

A 25 años del fallecimiento de Antonio Aita

Ayer, 18 de septiembre, se cumplió el 25° aniversario del fallecimiento de Antonio Aita, quien se desempeñó durante más de seis décadas como director...

Noticias relacionadas

- Advertisement -