29 noviembre 2020

Mons. Elizalde: «es insoportable que haya hermanos que sufran la pobreza»

obispomartin14El obispo de 9 de Julio, monseñor Martín de Elizalde, en un mensaje dirigido a los fieles de la Diócesis, convocó a contribuir con generosidad en la nueva edición de la Colecta Anual de Cáritas Argentina, que se realizará los días 8 y 9 de junio con el lema “Apuntemos alto: pobreza cero” y reiteró su propuesta de formar una “cadena de caridad, como fieles de la Iglesia que desean vivir la caridad, y lo hacen con el vínculo más precioso y fuerte, que es la oración en comunión”.

“Confiamos que, de esta manera, al renovar los fundamentos de la acción caritativa con la práctica sacramental y la oración frecuente, se hará más vivo y profundo en nuestros fieles el deseo de acercar a los hermanos las muestras del gran amor que Dios nos tiene, y que expresamos por la caridad para con los necesitados. Esperamos también que, de esta manera, serán más numerosos los que se acerquen a Cáritas poniendo a disposición su calidez y su ayuda, animados por el descubrimiento de la dimensión interior de la caridad, en la comunión con Dios y los hermanos”, aseguró.
“Puede sorprendernos el lema de la campaña de este año: Apuntemos alto: Pobreza cero. ¿No es demasiado efectista, y por eso mismo inalcanzable, irreal? ¿Es posible pensar en una supresión de la pobreza, que en muchos casos depende de factores que la voluntad humana no puede controlar o que requerirían un largo y penoso camino para ser resueltos? Si creyéramos que se trata de soluciones técnicas, de propuestas para aplicar, de proyectos sociales y productivos solamente, es evidente que ellos no bastarían”, explicó en la convocatoria.
El prelado precisó que “apuntar alto no significa solamente proponerse una meta ambiciosa; es ir hacia las alturas, hacia lo más noble e importante, que es también lo más íntimo y profundo”.
“Digamos que apuntar alto quiere ser un cambio de corazón, abrazar la causa de la justicia, considerar insoportable que haya hermanos que sufran la pobreza o el desamparo, que no puedan salir de condiciones agobiantes y peligrosas, para sus vidas, para sus niños y ancianos, para su dignidad de personas, hijos de Dios. Mirar hacia lo alto es contemplar a Dios, buscarlo con ansia, rogarle y suplicarle, y aprender a reconocer en el rostro de los hermanos necesitados la imagen de Dios, que ama a sus pequeños y a los pecadores, y a quienes envió su propio Hijo”, agregó.
El obispo exhortó a los creyentes a ser “la presencia y el gesto, la cercanía y la respuesta de un Dios que es amigo de los hombres, y ayudar a la sociedad a tomar conciencia de esto, para que no persistan las situaciones de pobreza que vemos alrededor nuestro y que lamentamos”.
“La actitud convertida, la caridad asumida cotidianamente, será una ayuda para quienes la precisan, un camino de mejoramiento y una prenda de conversión para el cristiano y para los demás un testimonio que deberá actuar como fermento en la sociedad en la que vivimos, que se debate en la disyuntiva entre el consumismo y la compasión, entre el egoísmo y el desprendimiento”, sostuvo.
Insistió en que “solamente desde esta actitud profunda de creyente y de hermano se puede abordar el tema de la pobreza cero. Sabemos que hay problemas estructurales que requieren el compromiso de las autoridades: hospitales, escuelas, obras, trabajo, capacitación, es decir políticas verdaderamente inclusivas, y no solamente ayudas ocasionales e insuficientes. El compromiso de la comunidad, traducido en solidaridad, colaboración e iniciativas, así como el reclamo a los gobernantes y políticos, será importante si se basa en una convicción que no sea de mero oportunismo y que se traduzca en un reclamo coherente y en una colaboración sincera y eficiente”.
Por último, monseñor Elizalde puntualizó que “el compromiso de los cristianos está presente desde siempre, acompañando con la caridad el mensaje evangelizador: el conocimiento de Jesucristo conlleva la preocupación por la vida y el bienestar de los hermanos; lo hacen con su gesto personal y a través de las instituciones, no solo Cáritas o instituciones similares, sino en los innumerables hogares, comedores y colegios, centros asistenciales, emprendimientos habitacionales y laborales. Tenemos que mencionar especialmente a las congregaciones religiosas, que se han ocupado siempre por su carisma propio en la atención directa de todos aquellos que sufren la necesidad”.

Fuente: Agencia Informativa Católica Argentina (A.I.C.A.)

Últimas noticias

Historias con nuevos sabores del mate

El mate es más que una bebida, es el oyente privilegiado de alegrías y penurias, el copiloto ideal de...

«Laguneros» se prepara para el próximo disco

La banda de rock Laguneros se prepara para grabar el nuevo disco que llevará el nombre de "Farabute". Más allá de la pandemia, "Laguneros"...

La «china» que cebaba mates

Por Héctor José Iaconis. El antiguo archivo administrativo de la Municipalidad de 9 de Julio, aquel que funcionó durante unas siete décadas en el desván...

Medios electrónicos: nuevos parámetros para audiencias de conciliación

La Federación del Nucleamiento Emprearial del Noroeste Bonaerense (NENB), a traves de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) comunica que la Secretaria...

Hay 25 casos nuevos de Covid-19

El Comité de Crisis en Salud del Partido de 9 de Julio informó 25 nuevos casos de Covid-19 (20 por hisopados y 5 por...

Noticias relacionadas

- Advertisement -