28 noviembre 2021

Cuando la mayor excelencia artística es posible

Hace pocos meses atrás, cuando el joven Emilio Di Nesta y su elenco presentaron el primer «Concierto Inesperado», la comunidad se sobrecogió ante un espectáculo de excelente nivel. Anoche, en la segunda presentación de «Concierto Inesperado», la concurrencia pudo experimentar ese estado de emotividad que sólo las grandes presentaciones del arte, aquellas que pueden alcanzar a la profundidad del alma humana, saben lograr.

Deslumbrante, es el adjetivo que cabe para caracterizar, de manera inicial, esta genial propuesta de Di Nesta, un joven talentoso, un artista con luz propia, delante de quien se vislumbra, artísticamente, un futuro de notables realizaciones.
Maricel Acuña, Marianela Scuderi, Fernando Túnez, Paula Salazar, Natalia Migone, Pablo Rodriguez, Paulina Tello, Lucia Cantero, Juliana Masón, Daira Aita y Gonzalo Di Pierro conformaron el elenco que pasó por el centenario escenario del Teatro Rossini. Todos, en cada una de sus presentaciones, brillaron con luz propia.
El espectáculo estuvo conformado por dos actos, en cada uno de los cuales fueron presentados dieciséis temas. Oberturas clásicas, piezas melódicas y conocidas obras de la música universal conformaron un selecto programa que incluyó temas en inglés y francés. Acerca del último, merece ser destacada la participación de Paulina Tello, con «Milord» y «Non, je ne regrette rien» la célebre canción compuesta en 1956 y popularizada por Édith Piaf. Paulina, en ambos temas, logró una muy acertada interpretación que, no solamente permitió advertir un dominio fluido del idioma, en su fonética, sino también el conocimiento de esa mística interior y secreta que se esconde en la canción francesa.
Emilio Di Nesta no solamente se lució como director, también brilló como intérprete en tres temas solo y otros tres con Lucía Cantero, Fernando Tunez y Juliana Masón, respectivamente.
El staff estuvo integrado por Denis González en la producción general; Maricel Acuña, en maquillaje; Natalia Zapatela, vestuario; Juan Fassino, iluminación; Carlos Raitzin, sonido; María Cecilia Novelino, asistente técnico y Lucía Cantero, producción general.
Como se sabe, la recaudación obtenida con las ventas de las estradas para este espectáculo fue a total beneficio del Centro Universitario Nuevejuliense. De acuerdo con lo indicado por el Grupo de Teatro de Cáritas y la Asociación Cultural Nuevejuliense, instituciones que formaron parte de la organización, fueron vendidas un total de 151 entradas, con una recaudación de $4530.
* Más información en Suplemento “La Movida del 9“ del jueves próximo.

Últimas noticias

La lluvia deja sin fútbol la jornada del domingo

Toda la actividad programada para este domingo por la Liga Nuevejuliense de Fútbol quedó suspendida por la lluvia de...

Noticias relacionadas