7 diciembre 2021

Mujer

Escribe: Dora Giannoni

Salida de las manos del Creador, como compañera del hombre y cocrea- dora de vida. Eva primera, tan primera como Adán, de quienes mitológi- camente descendemos. Eva, tierra y madre, no causa y causante del pecado, la traición, la caída y por lo tanto, el castigo……
Imagen femenina del Dios Padre Madre, de la Pacha Hija de ese primer comienzo planetario, de la Pacha Madre que a todos nos hermana, de la Matria ( al decir de Julio Huasi) que a todos nos cobija.
Tantas veces negada, tantas veces manchada, vendida, violada, ultrajada. Ocultada tanto en los libros religiosos como en los históricos que fueron escritos por varones.
Sin embargo, estabas, acompañando, curando, amasando el pan de la vida, juntando el agua y la leña, pariendo, acunando, tejiendo redes, soportando callada para volver a pararte y encender el fuego, la lámpara, cantar, luchar, seguir, resistiendo …ayer, hoy, siempre……
Mujer en la lucha, en la ciencia, en el arte, mujer en la siembra y la cosecha, enseñando, limpiando y muchas veces la mugre ajena por unos pesos o desgraciadamente vendiendo el propio cuerpo para sobrevivir.
Mujer compañera, madre, hermana, amiga.
Un día trágico recuerda especialmente tu nombre y te honra. Mucho se ha avanzado pero la lucha continúa. Frente a formas modernas de explotación, de trata y maltrato, femicidios, víctimas del consumismo, mujeres humilladas en los medios, objetos de placer, exhibidas, compradas y vendidas.
La lucha continúa. La resistencia también. Como ayer, la mujer originaria sometida por el conquistador, la mujer coraje de las guerras de la independencia, la mujer combatiente en las luchas por la liberación, torturadas, asesinadas, desaparecidas, las mujeres que levantaron su protesta como madres y abuelas de la resistencia o las madres del dolor por causas diversas, mujeres campesinas que luchan por la tierra y sus derechos, simples mujeres cotidianas que cada día se ponen de pie para cantar la vida o en muchos casos, viven y mueren trabajando, como la Vieja María pintada en el poema del Che, así titulado.
Que María de la Cruz y la Esperanza, muchacha humilde de Palestina, campesina y trabajadora, que en una de las escasas veces que habla en la Escritura fue para cantar la primera canción de protesta, poniéndose de parte de los pobres y humildes frente a los poderosos y soberbios, nos ayude a unir la fuerza femenina de la ternura y de la paz, esta insurrección de amor que nos habita para calmar los dolores de este planeta que está sufriendo dolores de parto, como enorme cantidad de sus habitantes, que esperan la Luz de un nuevo tiempo que abarque absolutamente a todos, sin exclusión posible de género, clase, raza, religión , postura política, e incluya también a los demás seres del cosmos entero. Amén.

Últimas noticias

Gran cierre del año para Milton Silvestre

El piloto nuevejuliense Milton Silvestre redondeó un gran fin de semana, en el cierre de la temporada de la...

Noticias relacionadas