29 septiembre 2020

Once Tigres debutó con una ajustada victoria

[25 de enero de 2010] El segundo partido de la zona nuevejuliense en el Torneo del Interior terminó en victoria para Once Tigres sobre Defensores de la Boca. Y el resultado de 2 a 1 en el estadio Abel del Fabro no es para nada engañoso: el máximo protagonista en las anteriores ediciones del Torneo del Interior ganó sin sobrarle absolutamente nada, ante un rival que volvió a demostrar –como ante Naón- que es duro y peligroso.

Once Tigres comenzó siendo el protagonista que era de esperarse, con un golazo desde el arranque. Al minuto de juego, un pase sensacional de rabona de Maccagnani dejó a Julio San Miguel solo frente a Rocca, y el volante tigrense punteó el balón con gran categoría para decretar el 1 a 0. Fue un golazo, desde la concepción y la ejecución de la jugada.

Herido, Defensores de la Boca dejó en claro que no se dejaría llevar por delante, y ofreció su respuesta a los 8’, por intermedio de Romero, quien recibió un pase en el área y definió tomando la pelota de aire, pero sin poder darle destino de red a una jugada de alto riesgo.

Con ambos equipos asentados en un buen trabajo de sus volantes y mediocampistas, el partido se hizo de ida y vuelta, con situaciones claras para ambos bandos. Un cabezazo de Maccagnani que encontró bien ubicado a Rocca, un remate de media distancia de Daniel González que se fue cerca, otra situación clarísima que Maccagnani no pudo definir por poco, un desborde de Ascani con posterior centro cruzando toda la línea del arco, fueron cuatro jugadas puntuales para los locales, que siempre parecían estar un poco más cerca.

Defensores de la Boca encontró una llegada en los pies de Giacovini, que remató de media distancia, comprometiendo al arco defendido por Torres.

A la misma fórmula apelaron Maccagnani a los 26’ y Ascani a los 27’, con sendos remates que pasaron cerca del arco visitante.

Pero quizá, la situación más clara luego del gol estuvo en los pies de Bustos, que subió hasta llegar a enfrentar a Torres, quien se jugó a los pies del lateral que ingresaba por la derecha y salvó su arco. Cerca estuvo también el defensor Sánchez, cabeceando el tiro de esquina cedido por el arquero.

Las acciones del partido no daban respiro, y a los 35’ estuvo cerca de definir desde el área chica San Miguel –que aportó su habitual cuota de despliegue y desequilibrio- tras un centro desde la derecha. Dos minutos más tarde, Ascani se metió por la izquierda y tocó muy bien para Maccagnani, que otra vez no pudo definir una buena chance.

Sobre el final de la primera etapa, Defensores de la Boca se encontró con lo que tanto había buscado, en una jugada muy polémica. Ríos, bien habilitado, se iba solo contra el arco de Torres, y el arquero lo bajó, cometiendo una clara infracción que fue bien sancionada con un penal. Pero Belossi no expulsó a Torres –quien quedó golpeado, al igual que el delantero rival- en una situación en la que daba toda la sensación que el guardameta era último hombre, y esto exasperó los ánimos de todo Defensores. Protesta va, protesta viene, el árbitro contó los doce pasos, dándole vía libre a Ignacio Martín para que a los 46’, con un remate abierto y contra un palo, decretara el empate. Así se iba la primera etapa.

La segunda mitad arrancó con la intensidad de la primera. Antes del minuto de juego, “Carreta” González, otro de muy buen despliegue, pateó de media distancia, y sólo los buenos reflejos de Rocca evitaron la caída de su arco.

A los 4’, Maccagnani armó una buena jugada para que una vez más, González tuviera una oportunidad del gol desde una buena ubicación, pero el mediocampista no pudo definir bien.

Al minuto, Defensores metió un contragolpe con Cenizo, que se encontró con la excelente respuesta de Torres, otra vez –como en ediciones anteriores del Torneo del Interior- figura en un Once Tigres que tuvo algunos desfasajes en su defensa. Desde el tiro de esquina producto de esta jugada, Cenizo sacó un cabezazo que esta vez controló sin problemas el “Pato”.

A los 7’, González tocó para Maccagnani, que no pudo con el atento Rocca. Pero tan sólo sesenta segundos después, el goleador de la Liga Nuevejuliense de Fútbol recibió un pase magistral del siempre desequilibrante Ascani, y desde el punto del penal, definió de manera inapelable, para poner el 2 a 1.

Era justo, porque el equipo de Abdeneve –que no pudo presenciar el partido desde dentro de la cancha –lo había buscado con algunos argumentos futbolísticos más que el de Rocca y Castet, a pesar de la paridad que hubo en todo momento.

Faltaba mucho aún, y ninguno de los dos quitaba el pie del acelerador. Quizá por esta misma aceleración, se cometían errores como el de Villalba, que cabeceó un centro de Meroni –de gran despliegue por su carril- contra su propia valla, con la fortuna de contar con un gran arquero, que siempre está adelantado unos segundos a cualquier jugada.

La expulsión de Goycochea en Once Tigres tras una fuerte infracción, a los 17’, obligó al último campeón de la LNF a modificar su esquema y replegarse un poco. Ni lerdo ni perezoso, Defensores de la Boca redobló esfuerzos en busca del empate. A los 29’, Romero –sin dudas, el que más cerca estuvo lo largo de los 90 minutos- tomó una pelota justa para definir, tras un tiro de esquina, pero no lo hizo todo lo bien que debió ante la presencia del arquero tigrense.

No obstante, Once Tigres seguía intentando jugar adelantado, lejos de su arco, con un gran desgaste físico y buscando controlar la pelota con sus jugadores de mejor pie. Y fue San Miguel –después se iría lesionado- quien a los 31’ llevó algo de peligro sobre la valla de Defensores, con un centro cerrado que debió sacar Rocca al tiro de esquina.

La dupla técnica de Defensores dispuso tres cambios ofensivos: Cuello, Scolari y Bazzo a la cancha, por Martín, Meroni y Ríos, respectivamente. A los 33’, fue Scolari el que metió un contragolpe y cedió para Romero, que una vez más estuvo cerca de un gol que se le negó.

Y a los 39’, otra vez se arrimó Defensores con un tiro libre al área que fue cabeceado primero por jugadores propios y luego por rivales, hasta quedar en las seguras manos del guardameta.

Se iba el partido, con los visitantes buscando un empate que los dejara cerca de la clasificación, y Once Tigres a la defensiva, con Verais y Velásquez en la cancha, por los lesionados González –se retiró con una molestia- y San Miguel respectivamente; y con el “Corto” Martín -ingresó por Maccagnani- y Ascani buscando tener la pelota arriba. Los últimos minutos fueron tan intensos como los primeros, pero con casi ninguna situación de riesgo. Ya se habían jugado el resto, y entregado un partidazo. Por eso, cuando Belossi, de regular arbitraje, pitó el final, ambos equipos se fueron conformes. El detalle saliente fue que debutó el equipo de mejor campaña en la historia de 9 de Julio en un Torneo del Interior, y ganó. Pero Defensores dejó en claro que tiene sus aspiraciones y con qué cumplirlas.

Últimas noticias

Despenalización del Aborto: se realizó un pañuelazo virtual

Con un “pañuelazo virtual” y acciones de visibilización en las redes sociales miles de personas se manifestaron este lunes...

SENASA: Capacitación para efectivos del Comando de Prevención Rural bonaerense

ACTIVIDAD INTERINSTITUCIONAL Capacitación para efectivos del Comando de Prevención Rural bonaerense El Senasa expuso en el curso virtual destinado a más de 150 oficiales...

¿Qué es una secuela neurológica y qué importancia tiene realizar Actividad Física y Deportes?

Cuando hablamos de secuela neurológica, nos estamos refiriendo a que hay algún daño o lesión en el Sistema Nervioso Central (cerebro, cerebelo, tronco encefálico,...

Juntos por el Cambio pidió más aperturas

En una nueva reunión virtual, la mesa nacional de Juntos por el Cambio volvió a reclamar mayores aperturas económicas y el retorno de las...

El dólar tuvo una jornada calma tras la vuelta a las ventas minoristas

El dólar turista experimentó una leve suba este lunes, día en que se normalizó por completo la venta a través de las plataformas digitales...

Noticias relacionadas

- Advertisement -