spot_img
spot_img
27.2 C
Nueve de Julio
domingo, febrero 25, 2024

Fueron trasladados a la Catedral los restos del padre Félix Compairé

Desde hace pocos días, por iniciativa del presbítero Adolfo Ricardo Petti, actual Administrador parroquial de la Iglesia Catedral, y merced a gestiones realizadas conjuntamente con la intendente municipal de 9 de Julio, María José Gentile, fue trasladada al templo catedralicio la urna que contiene los restos del padre Félix Compairé. Esta acción,que constituye un merecido homenaje, fue recibida con beneplácito por el obispo diocesano, monseñor Ariel Torrado Mosconi.
La urna ahora está ubicada en la Capilla del Cinerario “Padre de las Misericordias”, junto a la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, frente a la puerta de acceso interna que comunica con la nave del Evangelio (de cara al altar mayor, el lado izquierdo).
Los restos del padre Compairé se encontraban desde 1995 en el oratorio del cementerio de 9 de Julio. Originalmente, el sacerdote –fallecido en 1913- había sido sepultado en un nicho. Más tarde, al ser reducidos sus despojos, fueron colocados en la urna de mármol blanco tal como se conservan actualmente. Si bien su primera ubicación fue el oratorio del cementerio, al ser convertido este en un depósito, miembros de las familias Saralegui y Lisazo contribuyeron a preservarla. Los primeros llevaron la urna a su mausoleo familiar y los segundos conservaron el basamento respectivo. El 7 de mayo de 1995 fueron retornados, en el contexto de un acto, al oratorio del cementerio hasta días atrás, que han sido llevados a la Iglesia Catedral, la parroquia cuyo curato atendió con gran celo hasta su fallecimiento.

Ubicación actual de la urna con los restos del padre Compairé, en el Cinerario «Padre de las Misericordias» de la Iglesia Catedral.

UN SACERDOTE QUERIDO POR SU GENTE
El padre Compairé, cuyo nombre ostenta una avenida de esta ciudad, fue el sacerdote que intervino en la fundación del Colegio Jesús Sacramentado, la primera institución educativa confesional fundada en esta ciudad.
Fue tal su dedicación al ministerio sacerdotal que, como consecuencia de llevar el auxilio espiritual a los enfermos aislados del Hospital, contrajo tuberculosis. A pesar en los insistentes requerimientos de su obispo en el cuidado de su salud y de haberle designado sucesivamente vicarios parroquiales para que le asistan, no cesó en su apostolado, hasta que la enfermedad hizo crisis y lo llevó a la muerte en plena juventud. Tan multitudinario fue su funeral que, la revista “Caras y Caretas” de la ciudad de Buenos Aires, publicó una foto del mismo y su retrato.

Padre Félix Compairé.

BREVE RESEÑA BIOGRAFICA
Félix Compairé había nacido en Jaca, provincia de Huesca, España, hijo de Félix Compairé y de Pilar Jarne. Contaba sólo 13 años, cuando ingresó al Seminario Conciliar de Jaca, donde habría de cursar cuatro años de Latín y Humanidades, tres de Filosofía y cuatro de Teología. Luego, entre 1891 y 1893 estudió Teología, los años restantes, en el Seminario de Lérida.
Ordenado sacerdote, el 30 de mayo de 1896, pronto le fueron confiadas importantes tareas ministeriales. Treinta y un días después de consagrado, fue designado coadjutor de la parroquia de Ruesta, hasta el 24 de octubre de 1897 en que tuvo destino como regente de la de Aciu. Entre febrero de 1898 y septiembre siguiente, debió ocupar la regencia de Abay.
A fines de 1899, por razones familiares, debió emigrar a la República Argentina. Por entonces, pasó a residir en la Diócesis de La Plata, donde se le encomendaron, primero, la tenencia en la parroquia de San Martín, desde febrero hasta mayo de 1900; luego, en Baradero, hasta febrero de 1901; y, por último, en Exaltación de la Cruz, como cura vicario, por lapso de tres años.
El 23 de abril de 1904, el obispo de La Plata, monseñor Juan Nepomu-ceno Terrero, le otorgó el título de “Cura Vicario de 9 de Julio”, arribando al pueblo, al día siguiente de su designación.
En sus funciones tales funciones, debió destacarse por la dedicación y el celo en el cumplimiento de su ministerio. Como se dijo, no descuidaba la asistencia de los enfermos y los menesterosos, como tampoco la administración y el cuidado de su parroquia.
Gracias a sus gestiones, se realizaron en el templo parroquial importantes refacciones edilicias.
Trabajó, denodadamente, con el objeto de instalar un colegio confesional, un viejo anhelo que, su antecesor, no había alcanzado concretar. En 1910, después de arduos esfuerzos, logró fundar el Colegio Jesús Sacramentado, su obra más encumbrada.
Además, preocupado por los avances y el progreso social, durante algunos períodos, se desempeñó como secretario de la Sociedad Española de Socorros Mutuos de 9 de Julio.
En la madrugada del 17 de marzo de 1913, víctima de una grave enfermedad, el padre Félix Compairé, falleció en 9 de Julio.
Desde 1960 lleva el nombre del presbítero Félix Compairé, una de las avenidas de circunvalación de 9 de Julio.

Ubicación anterior: Entre 1995 y 2023 la urna estuvo situada en el oratorio del cementerio de 9 de Julio.

SU BIOGRAFIA EN “EL 9 DE JULIO”
Diario EL 9 DE JULIO se ocupó tempranamente de la biografía del padre Félix Compairé. En 1995 fueron publicadas noticias biográficas y entre el 1° y el 17 de febrero de 2000, bajo el título de “Las horas del apóstol. Breves notas biográficas sobre el padre Félix Compairé”, fue publicado un estudio sobre su protagonismo histórico, a partir de diferentes fuentes documentales, realizado por Héctor J. Iaconis.
El 17 de marzo de 2013, en ocasión de cumplirse el centenario de su fallecimiento, fue publicada otra semblanza biográfica en la edición digital de EL 9 DE JULIO, la cual se encuentra disponible en https://www.diarioel9dejulio.com.ar/noticia/63081

Más noticias