spot_img
spot_img
8.2 C
Nueve de Julio
sábado, mayo 18, 2024

Ambrosio C. Martínez periodista y político

 

A los 16 años ingresó al Periódico » El Sportivo «.

El 8 de noviembre de 1920, fundó el diario » El Orden «.

Ocupó la Secretaría del Concejo Deliberante de 9 de Julio en 1927.

En 1928, se desempeñó en carácter de Secretario General del Círculo de Periodistas de 9 de Julio.

Fue presidente honorario del Club Atlético «Mulcahy» de la Loc. de Mulcahy en 1934.

En 1934, fue uno de los fundadores de la Biblioteca «Dr. José Bianco» anexa al
comité local de la Unión Cívica Radical.

En 1935, fue uno de los creadores del Colegio del Pueblo, anexo a la Biblioteca «José Bianco».

Fue socio fundador del Rotary Club de 9 de Julio en 1938.

Ocupó una banca en el Concejo Deliberante de 9 de Julio en 1938.

En 1940, fue elegido diputado provincial en representación del Radicalismo, renunció a su banca.

En 1942, integró la subcomisión de Cultura del Club Atlético 9 de Julio.

El periodista no nace, se hace. Ambrosio C. Martínez hizo sus primeras armas en el periodismo, en un minúsculo periódico denominado «El Sportivo», apenas con 16 años de edad comenzó a conocer la tenaz tarea de redactar una página para lanzarla a la calle para el ávido lector que quiere conocer los acontecimientos del pueblo. En aquella época hubo muchos periódicos dirigidos, salvo raras excepciones, por vecinos autodidactas respaldados por sus propias bibliotecas, nutridas de temas heterogéneos y unidos a sus condiciones naturales, formaban una personalidad que daba una impronta de trabajo, que rayaba en los acontecimientos sociales, culturales y políticos y, en este último caso tomando partido a favor de una determinada agrupación política.

DIARIO EL ORDEN

«El Orden» fue fundado el 8 de noviembre de 1920, por Ambrosio C. Martínez de 19 años de edad, de firmes convicciones radicales, lo dirigió tres décadas hasta que en los años cincuenta se radicó definitivamente con su familia en Buenos Aires, con el fin de instalar un Taller de Impresiones Gráficas, Desde sus comienzos entabló una fuerte lucha contra los conservadores: el Radicalismo y el Conservadurismo eran las fuerzas más numerosas que se disputaban el poder local, el Socialismo terciaba en la cuestión política con menos adherentes. Atacaba a los dirigentes conservadores que no pagaban las sumas de dinero reclamadas por el Tribunal de Cuentas de la Provincia, por multas aplicadas en las gestiones del Consejo Escolar y en la Intendencia. Expresaba, hoy la comuna de 9 de Julio, ha entrado por una era del progreso que irá en ascenso a medida de que el pueblo consciente vaya eliminando los rezagos que van quedando del régimen oprobioso. Cuando Ambrosio C. Martínez en 1951 se ausentó de la ciudad. La dirección del diario quedó a cargo de su hermano Eusebio Martínez hasta que en el decenio de 1960 asumió la dirección del mismo Emilio César Adobato. En la década de 1990 la dirección estuvo a cargo de Antonio Abel Rodriguez, hasta que cerró sus puertas definitivamente.

EN LA UNION CIVICA RADICAL

Su actividad política se inició el 1º de enero de 1927, cuando asumió la conducción del Municipio Ramón N. Poratti, radical Yrigoyenista,y, Florentino Valenzuela fue elegido presidente del Honorable Concejo Deliberante,
Ambrosio C. Martínez fue designado secretario del cuerpo legislativo.
En diciembre de 1928, en el Club «Presidente Yrigoyen», ubicado en La Rioja, al lado del Cine 9 de Julio, se efectuó un banquete en celebración del triunfo electoral de la UCR, con la asistencia de numerosos simpatizantes del radicalismo , Ambrosio Martínez fue uno de los oradores junto a Domingo Lischetti, Emilio Adobato, Florentino Valenzuela y López Moreno.
En 1934, fue uno de los fundadores de la Biblioteca » Dr. José Bianco » anexa al Comité de 9 de Julio de la UCR.
El 5 de mayo de 1935, por iniciativa de los dirigentes radicales Ambrosio Martínez y los Dres. Domingo Lischetti, Manuel Osores Soler, se creó el Colegio del Pueblo anexo a la Biblioteca Bianco, con el lema » Concurrencia libre, asistencia espontánea, enseñanza gratis «, siguiendo la inspiración de las Escuelas de Adultos creadas por
Hipólito Yrigoyen y que fueron suprimidas después de 1930 por el gobierno de facto de Uriburu. Este centro educativo cumplió una función importante, en especial entre la juventud que estaba fuera de la edad escolar.
El 24 de abril de 1938, siendo electo concejal municipal, fue compelido por la fuerza pública para asistir a la sesión del HCD para dar quórum, en donde se eligió a Fernando Lisazo Intendente Municipal, representante del
Conservadurismo local.

Ambrosio Martínez y el abogado Ricardo Balbín, el 7 de diciembre de 1940, fueron electos diputados provinciales, quienes renunciaron a sus bancas, pues ir a sentarse a la Legislatura cuyos integrantes han sido ungidos mediante
un acto fraudulento, no es otra cosa que hacerse cómplice de ese fraude.
Con el objetivo de constituir el Comité Central de la UCR del distrito de 9 de Julio, para el comicio del 16 de diciembre de 1945, se formó una sola lista y Ambrosio Martínez fue designado Secretario General y Convencional
Seccional. Presidió el comité el Dr. Manuel Osores Soler.

HOMENAJE A EMILIO ADOBATO
El 24 de septiembre de 1949, en el Cementerio local, se rindió homenaje a Emilio Adobato en el primer aniversario de su muerte. Dejaron sus mensajes fúnebres varios oradores, uno de ellos fue, Ambrosio Martínez,lo hizo en nombre de «El Orden», a su amigo dilecto y colaborador del diario.

EN OTRAS ENTIDADES
Ambrosio C. Martínez en 1928, ocupó la Secretaría General del Círculo de Periodistas de 9 de Julio, constituido en ese año.
En 1934, el C.A. Mulchay de la Localidad de Mulcahy, lo nombró Presidente Honorario de la entidad, por los servicios prestados al club.
En 1938, se fundó en el Hotel Quaizel, (Plaza Hotel) en Mitre e Yrigoyen, el Rotary Club de 9 de Julio, Ambrosio C. Martínez, fue socio fundador, ocupó la secretaría de la primera comisión directiva junto a Raúl F´Hayes.
Vinculado estrechamente al C.A 9 de Julio, en 1942, fue integrante de la Subcomisión Cultural del club.

PALABRAS FINALES
Ambrosio C. Martínez había contraído matrimonio con María Catalán, de cuya unión nacieron tres hijos, dos varones y una mujer. Falleció a una edad muy avanzada y sus restos descansan en la ciudad de Buenos Aires.

Más noticias