spot_img
spot_img
27 noviembre 2022

Benjamín Calvete. Su participación en la fundación de 9 de Julio

Por Héctor José Iaconis
En los días de octubre de 1863, cuando el coronel Julio de Vedia fundó el campamento militar que, enseguida, dio origen al pueblo de 9 de Julio, el sargento mayor Benjamín Calvete (1830-1875) formó parte de aquel contingente. Llegó al mando del Batallón 9° de Infantería de Línea y tuvo un rol gravitante en aquellas jornadas fundacionales de 9 de Julio.
Encontrándose en 9 de Julio, el 3 de febrero de 1864, Calvete fue ascendido al grado de teniente coronel y, en abril, pasó a revistar en el Regimiento 5° de Caballería de Línea.

LA PRIMERA VIVIENDA DE LADRILLOS
Las primeras viviendas particulares construidas inmediatamente después de fundado 9 de Julio eran extremadamente precarias. Las mismas albergaban a la tropa y a sus familias, en las condiciones propias de un campamento militar.
Julio de Vedia, quien tenía como cometido principal establecer un pueblo (que permaneciese establece más allá de una futura movilización de la Comandancia Militar) y evitar construcciones de adobe, se apresuró a traer al campamento horneros de ladrillos para alzar las primeras edificaciones con mayor solidez.
La primera vivienda edificada con ladrillos fue, precisamente, la que perteneció Calvete. Al respecto, Emilio Carballeda, primer comerciante de 9 de Julio, en una crónica escrita muchos años más tardes, recordaba: “Como en esa época, había ya ladrillo -aunque de mala calidad- algunos oficiales hicieron construir sus viviendas, entre las que descollaba la del teniente coronel don Benjamín Calvete, en un ángulo de la plaza, por la posición y extensión del edificio”.
La casa de Calvete no era vista con igual agrado por sus propios compañeros de armas. El mayor Benjamín Basabilbaso, en una carta que escribió a su esposa, desde 9 de Julio, el 22 de mayo de 1864, aseguraba: “…aunque no he empezado a edificar, lo haré si el tiempo sigue bueno en el mes que viene, pues para entonces ya tendremos ladrillos, porque no quiero hacer como Calvete que tiene una gran casa con ladrillos del Estado”.
Calvete se había establecido en 9 de Julio junto a su familia. Su esposa, Mercedes Gache fue la titular de las propiedades que poseía su esposo en el pueblo cuando este debió marchar a la Guerra del Paraguay.

Junto a su esposa. Ambos vivieron en 9 de Julio en tiempos de la fundación del pueblo.

DE NACIONALIDAD URUGUAYA
Benjamín Calvete había nacido en la Villa de San Carlos, en el Departamento de Maldonado, en Uruguay el 13 de septiembre de 1833. Su vocación por las armas nació cuando aún se encontraba en su patria, participando activamente durante el Sitio de Montevideo y participó también en la Batalla de Caseros.
Radicado en Buenos Aires desde 1854, se alistó en el Ejército Argentino donde hizo carrera. Participó en la Batalla de Cepeda y en Pavón.
Dejó 9 de Julio para emprender la campaña del Paraguay, donde fue herido de guerra. Su alejamiento de este pueblo, como el de tantos otros soldados que marcharon al frente, fue para siempre.
Hacia 1868, el presidente Sarmiento, de quien era gran amigo, le confió una misión diplomática ante Urquiza.
Su participación en la Batalla de La Verde lo llevó a la muerte. Al ser arrestado, en condiciones infrahumanas, sus heridas de guerra le precipitaron el final.
La vida de Benjamín Calvete, hombre de armas pero también de ideas, mereció interesantes artículos en diccionarios biográficos y en diversas obras especializadas. No obstante, se echa de menos una biografía más completa que recoja su breve pero intenso derrotero.

 

Últimas noticias

«Microcentro Federal» convocó a artistas nacionales en Buenos Aires

La Ciudad de Buenos Aires transformó el microcentro en un faro cultural con shows que contó el viernes con...

Noticias relacionadas