2 agosto 2021

El mes de julio, hace 100 años, en 9 de Julio

Por Héctor José Iaconis.
Julio de 1921 fue, sin dudas, un mes que se distinguió entre los vecinos de 9 de Julio por las características de los actos realizados para conmemorar el 105° aniversario de la Declaración de la Independencia. Los festejos cobraron magnitud cuando aún estaba latente el recuerdo de las memorables jornadas de mayo de 1910 y julio de 1916, cuando el país celebraba los centenarios de las dos grandes fechas patrias de la historia argentina. Un lustro después, en 1921, el contexto político era otro, como otra la realidad de la sociedad nuevejuliense.
En la primera parte del artículo que hoy ofrecemos recorremos algunos hechos acontecidos en julio de 1921. El mes llegó con 25 nacimientos (9 mujeres y 16 varones), 3 defunciones y 4 matrimonios, ocurridos entre el 27 de junio y el 2 de julio.
El hacendado Guillermo B. Gougy, referente de la Unión Cívica Radical, era intendente municipal en 9 de Julio. Había sucedido a Eduardo A. Fauzón, poco más tarde, su adversario dentro de las filas del Radicalismo.

MISCELANEAS COMERCIALES
La actividad comercial en 9 de Julio, entonces, era muy rica. En los días iniciales de julio, Cayetano Scaramazzino, había trasladado su Sastrería “La Elegancia” al N° 657 de la avenida Vedia, donde anexó una tintorería. Años más tarde se mudará al emblemático local de la calle Mitre, donde será conocido por su eslogan: “Gringo, pero buen sastre”.
El sábado 2 de julio, el prestigioso pastelero Juan Ferrari abrió las puertas de las nuevas instalaciones de su Confitería “Los Moros”, en la calle Libertad entre Bartolomé Mitre y La Rioja. Se localizaba contigua al Teatro Rossini y contaba con un amplísimo surtido de exquisitas confituras, postres, masas y bombones de elaboración propia y con el servicio de café “Express”.
Ferrari tenía un competidor de su talla: Juan Molteni, propietario de la Confitería “Del Gas”.
La Sastrería “El León” de los hermanos Martella, ofrecía trajes desde 55 pesos; sobretodos a 65 pesos y “Perramus impermeables” a 85 y 120 pesos. Scaramazzino, en el mismo sentido, prometía trajes desde 60 pesos.
En la esquina de Primer Centenario e Independencia (hoy San Martín e Hipólito Yrigoyen), también en julio de 1921, fue instalada una nueva mueblería y, concerniente a otro rubro comercial, una legendaria botica cambiaba de propietario: Héctor Ventura Rauch dejaba 9 de Julio para radicarse definitivamente en la ciudad de Buenos Aires y había vendido su farmacia al joven boticario Juan B. Pesce.
Otros comercios, a través de la prensa, publicitaban sus adquisiciones. La Sombrerería “Alonso” anunciaba que había recibido un gran surtido de gorras y sombreros y la Alpargatería “La Nueva” de Francisco Saez se anticipaba a informar sobre el stock de zapatillas y alpargatas que había incorporado, las cuales vendía con un descuento del 20 %.

LA EPIDEMIA DE GRIPE
Había, en la comunidad, especial preocupación por la propagación de una epidemia de gripe en la Capital Federal y en varias ciudades del país. El 12 de julio se informaba la presencia de algunos casos en 9 de Julio.
Frente a esta situación sanitaria, el Consejo Escolar de 9 de Julio mandó “clausurar las Escuelas hasta tanto la citada epidemia desaparezca de estos lares” (2).

SOCIALES
Las notas sociales en los periódicos de julio de 1921 hablaban sobre los viajeros de arribaban o se retiraban de 9 de Julio, los vecinos enfermos, lo nacimientos y los matrimonios. Entre los últimos, eran mencionadas las bodas de Juana Gornatti con Luis D. Rumi, Elisa Silvestre con Antonio Bombini, Herminia Riera con Olegario Casaprima, Eva Cazenave con Ezequiel Viñalez, María Redrado con Camilo Ferreiro, Justina Monteagudo con Laureano Monteagudo, Emma Galañena con Ernesto Mogliano, Clementina González con Genaro Boado, Adela Pérez con Silvano Manuel Igelmo, Francisca Treviño con Francisco Pablo Soccodato y María Antonia Bassani con Silvano Manuel Baglietto.
Desde luego, en esos días, también nuevas parejas forjaban su compromiso; Julia Lapadú con Claudio Rua, María Yaconis con Domingo Delgado y María Cores con Ulderico Marcocci.

EL TOBOGÁN DE LA PLAZA “GENERAL BELGRANO”
A comienzos de julio de 1921 la prensa aplaudía “la resolución de la Municipalidad de eliminar de la Plaza Belgrano el Tobogán, por hallarse este en malas condiciones, amenazando un peligro para los que ahí se recreaban” (1).
Esto revela que, alguna vez, en la plaza principal de la ciudad existieron juegos recreativos.

OTRAS MISCELANEAS
El domingo 17 de julio, el Club Atlético “9 de Julio” renovaba su comisión directiva, asumiendo la presidencia de la entidad, Ramón N. Poratti. Lo secundaban, Tomás Cosentino (como vicepresidente), Cataldo Divito, Aniceto Ramos, Francisco A. Benedetti, Emilio Adobato, Raúl Benedetti, José Artazcoz, Alfredo Mangioni, Pedro Alberdi y Enrique Zoya.
Igualmente, el Centro Recreativo “Orfeón 9 de Julio”, en esos días, luego de algunos conflictos internos, designaba su nueva comisión. El lunes 25 de julio, la elección entre los socios ponía a la cabeza de la entidad a Valentín Márquez (3).
A mediados de julio, un nuevo equipo de fútbol era constituido en la ciudad, bajo la denominación de “Tipógrafos Unidos”. Tal como lo sugiere su nombre, estaba conformado por un grupo de adolescentes que trabajaban en las imprentas existen en 9 de Julio.

NOTAS
(1) Periódico “El Orden”, año I, n° 34, 9 de Julio, 4 de julio de 1921, pág. 2.
(2) “El Orden”, n° 36, 19 de julio de 1921, pág. 3.
(3) “El Orden”, n° 37, 26 de julio de 1921, pág. 1.

Últimas noticias

Tandil y Chascomús: estancias para descubrir

Los destinos clásicos no dejan de sorprender, siempre tienen una joya lista para deslumbrar y cautivar a quienes los...

Noticias relacionadas