18 enero 2021

Ornato y artes decorativas en el nuevo Salón Blanco

Primera parte: El proyecto de refacción de 1933

Por Héctor José Iaconis.
Hace 88 años pocas voces se alzaron contra la iniciativa de refacción que, el intendente municipal de turno, proyectaba acometer sobre el Salón de Recepciones de la Municipalidad de 9 de Julio, denominado “Salón Blanco”. Hoy, transitando la tercera década del siglo XXI, al comparar ambos diseños, el de finales del siglo XIX con la reforma de 1933, se suele ponderar el primero en desmetro de la segunda.
Aquí ofreceremos una introducción para luego, en una próxima nota, ocuparnos específicamente del ornato, diseño y estilo del Salón Blanco, según el plan de 1933, que conserva hasta nuestros días.

LA INSPIRACION DEL INTENDENTE FAUZON
El 5 de marzo de 1933, el Concejo Deliberante de 9 de Julio, presidido por Pedro Saralegui, autorizaba al Departamento Ejecutivo para «sacar a licitación la construcción de dependencias y refección[sic] de la Casa Municipal». Asimismo, lo facultaba para licitar, por separado, obras
de «refección y modernización del salón de actos públicos de la Municipalidad».
Desde el 28 de febrero del año anterior, desempeñaba el cargo de intendente municipal, Eduardo A. Fauzón. Había resultado electo, en los comicios de enero, por los votos de la denominada Unión Comunal.
Por impulso de Fauzón hubieron de concretarse varias obras edilicias. Desde luego, no todas tuvieron la anuencia de los vecinos pues, el intendente, tenía por frecuente impulsar emprendimientos que luego generaban polémica.

El Salón Blanco de la Municipalidad de 9 de Julio; llamado primero «Salón de Recepciones», luego «Salón de Fiestas». Aquí, en una postal fotográfica de los años 40’s se aprecian las obras de refacción realizadas en la década de 1930.

LA DIRECCION DEL INGENIERO HERBIN
Las obras que nos ocupan, debían ajustarse a planos, bases y pliegos, elaborados por el ingeniero Luis A. Herbin, a cuya dirección estarían los trabajos. Fueron confeccionadas las «Bases de Licitación» y las «Especificaciones Generales», que el Cuerpo de ediles había aprobado en aquella sesión del 5 de marzo. No obstante, debieron ser ajustadas, en una docena de folíos, ahora no sólo las «Bases de Licitación», sino también la «Memoria descriptiva» y el «Pliego de condiciones», todos ellos redactados con la rigurosidad técnica que eran propias de Herbín .
El ingeniero Herbin -al menos los ha rubricado- había trazado seis planos. Uno, correspondía a la planta general del piso bajo del Palacio Municipal, indicando la distribución de las dependencias que poseía; tres, ilustraban vistas y cortes, indicando las refacciones proyectadas, para el Salón Blanco; otro, sobre los «tipos de carpintería»; y uno, acerca de los «tipos de herrería».
Según la memoria descriptiva, se debían construir «dependencias anexas al Salón de Actos y Buffet», y remodelar «estos últimos ambientes». El Buffet, a que hace alusión es el actual Salón de las Américas.
La memoria indica, asimismo, las particularidades sobre los muros, el piso, la carpintería, las vidrieras y espejos y la iluminación, sobre las cuales nos referiremos en la próxima nota.

LA ADJUDICACION DE LAS OBRAS
Una vez concluido el plazo -desde el llamado a licitación- el 3 de mayo de 1933, fueron abiertos los sobres con los presupuestos. En ese acto, realizado en el despacho del intendente, a más de Fauzón, se hallaban presentes Faustino Miranda, secretario de la intendencia; Carlos J. Turina, en representación del asesor técnico; José M. Infesta, encargado de la oficina de obras públicas y Cesar Berini.
Las únicas dos propuestas ofrecidas fueron, la de José Blotti y «Pagani y Berini», respectivamente, ambos con domicilio en la Capital Federal.
Las liquidaciones, efectuadas en bonos nominales de «Obras Públicas Municipales», que existían según Ley 4017, fueron de 94.200 pesos, por parte del primero y 88.771,50 pesos, de los segundos.
El 5 de mayo, el representante del ingeniero Herbin, por medio de una nota datada en 9 de Julio, se dirigía al intendente informando que «ambas empresas son de responsabilidad y competentes para los trabajos a realizarse», agregando que la empresa «Pagani y Berini», «tuvo a cargo la realización de los frentes y revoques del actual edificio municipal».
Diez días después, por decreto del Departamento Ejecutivo, se adjudicaba la obra de «refacción del salón de actos de la Municipalidad y construcción de dependencias en el mismo», a los constructores Pedro Cesar Pagani y Cesar Berini, vinculados comercialmente con algunas empresas constructoras locales.En consecuencia, el 24 de mayo, en la escribanía del notario Belisario García, fue labrada la escritura de locación de servicios. Un extenso documento mecanógrafo, de 58 páginas, que dio rigor jurídico, por así decirio, a los actos anteriores.

UNA COMISION DE VECINOS
Una comisión de vecinos, debía ocuparse de la inspección de las obras. Naturalmente, Con el asesoramiento técnico del director. Esa tarea recayó en Elíseo Guerra, José M. Gobelli y Ernesto Poggi.
Desde el inicio de las tareas, y en forma mensual, como es de práctica, se componían certificados, donde se hacía constar la cantidad y el tipo de trabajo realizado. Cada uno de esos documentos, debía estar acompañado con la firma de los contratistas, del intendente, del secretario, del asesor, y de los vecinos.
Los trabajos de reforma del nuevo Salón Blanco comenzaron hacia junio de 1933. Para septiembre, ya se colocaban las aberturas, la «piedra París» y las esculturas del salón.
En los primeros días de octubre, según estaba programado en las fichas técnicas, la obra quedaba concluía. En mayo de 1934 el flamante Salón lucía su nuevo estilo.

FUENTES
– Archivo Administrativo de la Municipalidad de 9 de Julio. Expte. n° 8. Año 1933: «Refección y modernización del salón de actos públicos. Construcción de dependencias y refección de la casa municipal”.
– Archivo de Actuaciones Notariales del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, Registro N° 7 del Distrito de 9 de Julio, Año 1933, folio 94, n° 47, «Testimonio de la Escritura de Locación de servicios otorgada por la Municipalidad de Nueve de Julio a favor de los señores Pagani y Berini”.
– Archivo de la Secretaría Legal y Técnica la Municipalidad de 9 de Julio, Libro de Ordenanzas sancionadas por el H.C.D., n° 7, folio 223.
– Archivo de Publicaciones Periodísticas «Esc. Ricardo G. López» de Diario EL 9 DE JULIO, Fondo del Archivo propio, volúmenes de 1933 y 1934.

Últimas noticias

Cómo tramitar la Prestación Básica Universal de cable, celulares e Internet

El Gobierno informó este sábado los pasos para tramitar la Prestación Básica Universal y Obligatoria (PBU) de los servicios...

Boca – Banfield, definen la Copa Maradona

Boca y Banfield se enfrentarán por la final de la Copa Diego Armando Maradona, el torneo que le dio acción al fútbol argentino de...

Ornato y artes decorativas en el nuevo Salón Blanco

Segunda parte: La Carpintería, en madera y metal Por Héctor José Iaconis La carpintería, tanto en madera como metálica, constituye uno de los elementos más característicos...

Se conocieron 14 casos nuevos

  El Comité de Crisis informó que se conocieron 14 casos nuevos de Covid-19, dieron negativo 30 hisopados y 24 personas recibieron el alta. Se...

La Orquesta aporta su música con esperanza

https://www.youtube.com/watch?v=dfkXvrmSBII Si bien la Orquesta 9 de Julio no pudo despedir el año 2020 como hubiese querido con un concierto presencial, su director el Profesor...

Noticias relacionadas

- Advertisement -