3 julio 2020

Una joya bibliográfica en 9 de Julio

 

Portada de uno de los volúmenes de la obra. “Sin pretensiones de lujo, merece señalada mención esta edición, cuidadosamente corregida y esmeradamente impresa con grandes y hermosos tipos, por el entendido tipógrafo Sr. Gorchs”. (Leopoldo Ríus. Bibliográfica crítica de las obras de Miguel de Cervantes Saavedra, Madrid, 1895).

Por Héctor José Iaconis
Hace pocos días atrás, en la edición digital de Diario EL 9 DE JULIO, hacíamos referencia a la historia y gravitación cultural que tuvo, en 9 de Julio, la Biblioteca del Colegio Cavallari que, en efecto, fue la tercera en su tipo de carácter popular. Si bien la misma pertenecía un colegio privado, su mentor, el maestro Victorio Cavallari, desde su fundación, la mantuvo abierta a la consulta del público.
Para formar aquella biblioteca, Cavallari, contó con el aporte generoso de algunos vecinos que, inicialmente, le aportaron volúmenes en carácter de donación. Tras el cierre del Colegio, el fondo bibliográfico pasó a pertenecer a las bibliotecas de la Escuela Nacional de Comercio y a la Biblioteca Popular “José Ingenieros”.
A la última le cupo albergar una interesante joya bibliográfica, acerca de la cual haremos referencia sucintamente: se trata de una edición en seis tomos de “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra.
Esta obra no solamente tiene su relevancia desde su implicancia bibliográfica; es una pieza de inestimable valor cultural por haber pertenecido a un vecinos de 9 de Julio que, a comienzos del siglo XX, decide donarlo para conformar una biblioteca pública.
No es, desde luego, el único libro que llega a nuestro tiempo merced al aporte de Victorio Cavallari y de su esposa Amelia Durán. Libros pertenecientes a otros vecinos destacados de la sociedad nuevejuliense decimonona, aún pueden leerse no solamente en los repositorios ya indicados, sino también en el Museo y Archivo Histórico local.

LA DONACION
En abril de 1906 mientras se hallaba en conformación la biblioteca del Colegio Cavallari arribaban distintas donaciones de libros. Muchas de ellas eran publicadas en la prensa, como una manera efectiva de acercarlos a la comunidad y, de algún modo para que los lectores interesados supieran donde acceder a ellos. Entre los libros donados entonces, figuraban seis tomo del Quijote obsequiado por Casimiro Álvarez.
Esa obra pasó a formar los anaqueles de la Biblioteca de aquel establecimiento educativo, fundada en septiembre de 1907.
Casimiro Álvarez cuya firma autógrafa aparece en la portada de cada uno, fue un vecino de destacada actuación social en la comunidad nuevejuliense de principios del siglo XX. De nacionalidad española habría, arribado al Partido de 9 de Julio en torno a 1882.
Álvarez debió ser apreciado por sus cualidades personales, entre sus contemporáneos; pues, hacia 1910, se le tributó un homenaje popular. Aquel evento contó con un buen número de concurrentes, según dan cuenta los registros fotográficos recogidos por Rafael Adobato.
En la Sociedad Española de Socorros Mutuos, Don Casimiro, había desempeñado varias funciones en la comisión directiva y, en agosto de 1917, había hecho lo propio en la del Club Español.

LA OBRA
Esta valiosa edición de “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra se trata de texto anotado por el bibliotecario Juan Antonio Pellicer.
De los seis tomos, en lo primeros se despliega la totalidad del célebre texto. En el quinto se inserta un estudio titulado “Análisis del Quijote” por el académico Vicente de los Ríos, especialista en Cervantes; una “Vida de Miguel de Cervantes Saavedra” por Miguel Fernández de Navarrete, también destacado cervantista, y un “Elogio de Miguel de Cervantes Saavedra” por José Mor de Fuentes, no menos mentado periodista, dramaturgo, poeta y novelista español prerromántico. El estudio de Fernández Navarrete se halla acompañado por un aparato erudito destacable e ilustrado con buena cantidad de documentos.
En sexto tomo se encuentran las “Nuevas anotaciones” de Vicente Joaquín Bastús y Carrera, un intelectual español que reunía las veces de escritor, periodista, crítico teatral, cervantista, folclorista, enciclopedista, paremiólogo y pedagogo. Este advierte que “en las anotaciones que publicamos (…) damos un su sucinto análisis de muchos de los libros de caballería citados por Cervantes, y de las ediciones que de ellos se hicieron en España y fueron de ella”.
“Nos detenemos en explicar las ceremonias con la cual se conferían el orden de caballería; las obligaciones, usos y costumbre de los paladines… Describimos igualmente el imponente aparato de las batallas a todo trance, torneos, justas, carruseles, y demás pasatiempo de los caballeros… Insinuamos el origen de donde tomó Cervantes la idea de arreglar muchas de las aventuras de su D. Quijote; y últimamente, exornamos con notas históricas y eruditas observaciones, todos aquellos otros pasajes o modismos que a nuestro modo de ver lo exigían”.
En efecto, esas notas enriquecen notablemente la totalidad de la publicación.
Todos los volúmenes fueron editados en Barcelona, por la “Imprenta de la Viuda e Hijos de Gorchs”, entre 1832 y 1834. El texto de Cervantes está acompañado por numerosos grabados intercalados, de excelente realización, obra de Juan Masferrer. Más abajo, al final de la presente nota, insertamos algunas obras de este excelente grabador.

SU VALORACIÓN
Ciertamente en nuestra ciudad existen no pocos impresos antiguos. Aquí sólo nos preocupa poner de manifiesto el valor histórico de estos volúmenes y la significación que tuvo, en el mismo sentido, la Biblioteca del Colegio Cavallari. Asimismo, subrayar la pertinencia que estas obras impresas revisten para el estudio de la historia local.
Otro hecho auspicioso es la permanencia de estos libros históricos en manos de entidades en las cuales se asegura su preservación, la disponibilidad para su estudio y el cuidado necesario para que sigan su camino en el largo andar de los decenios.

Grabado de Juan Manferrer. Don Quijote recibe a la princesa Micomicona. Aguafuerte y buril. Copia de un grabado de Tomás López Enguidanos y dibujado por José Ribelles para la edición de 1819 de la Real Academia. Atribución basada en la similitud técnica y artística de otros grabados firmados por el mismo autor (Referencia: Biblioteca Nacional de España).

Grabado de Juan Manferrer. Don Quijote derrota a los cueros de vino. Aguafuerte y buril.

Grabado de Juan Manferrer. Don Quijote gana el yelmo de Mambrino. Aguafuerte y buril.

Grabado de Juan Manferrer. Don Quijote y las cazadoras de la fingida Arcadia. Aguafuerte y buril.

Últimas noticias

Hoy 19.30 es la capacitación para Emprendedores

A través de Zoom La Dirección de Educación de la Municipalidad de Nueve de Julio, a través de la sede...

Sancionan la ley que declara de interés provincial la donación de plasma

Legislatura bonaerense En una sesión virtual, el Senado bonaerense, que preside la vicegobernadora Verónica Magario, dio media sanción al proyecto y lo giró a Diputados,...

La Escuela Secundaria de Patricios participó de «El Cine Argentino va a la Escuela»

El Director de Luna de Avellaneda, Campanella habló con los chicos El "Cine Argentino va a la Escuela" continúa con la modalidad online. Alumnos y...

IOMA implementa un sistema de atención con turnos

Se deben solicitar a través de la web Un nuevo sistema de Atención con turnos comenzó a implementar IOMA para mejorar la atención, con turnos...

Reparan el techo de la Escuela Nº 1

Para dar solución a un problema de vieja data En estos momentos, bajo la supervisión del Consejo Escolar de Nueve de Julio, y con financiamiento...

Noticias relacionadas

- Advertisement -