13 agosto 2020

Vientos aciagos soplan sobre la República

 

Por Eduardo Gallo Llorente gallollorenteedu@gmail.com

NOTA DE OPINION
Todos los analistas políticos coinciden en que Alberto Fernández y Axel Kicillof tienen grandes posibilidades de ser finalmente elegidos en octubre como presidente y gobernador de la provincia de Buenos Aires respectivamente.
Las trasnochadas declaraciones de Felipe Solá y de Juan Grabois no alcanzan a restarle muchos votos a las dos fórmulas principales de la elección de octubre. El primero de ellos se refirió a que quería volver a crear una Junta Nacional de Granos y el segundo que quería expropiar a grandes terratenientes. Lo que no aclaró es si entre las tierras a expropiar incluye a las grandes extensiones de Lázaro Báez, testaferro y socio de Cristina. Por más que el tío Alberto, como lo llama el periodista Alejandro Borenztein quiera aparecer como moderado frente al electorado y a la prensa hay algunos personajes de su espacio que hacen declaraciones disparatadas como los mencionados anteriormente. A otros como Guillermo Moreno, Luis D´Elia y Hebe de Bonafini pareciera que se les ha puesto un bozal mediático para que no hagan declaraciones desafortunadas.
Otra impresentable es la candidata a intendente de La Plata Florencia Saintout, ex decana de la Facultad de Comunicación y Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata. Durante el gobierno kirchnerista estuvo en el centro del debate por entregar premios a la libertad de prensa a Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales. También nombró profesor en dicha facultad a Fernando Espeche, ex jefe de Quebracho y actualmente detenido.
Macri no pudo resolver ninguno de los dos problemas más grandes que tuvo: la inflación y la pobreza que se había comprometido a resolver.
Como dice Roberto Lavagna, Macri y Fernández, los dos principales candidatos, representan modelos que han fracasado ya que la economía lleva ocho años de estancamiento, cuatro corresponden al gobierno de Cristina, populismo en su máxima expresión, y los otros cuatro al conservador y actual presidente. Llama la atención que los votos de Roberto Lavagna no hayan alcanzado mayor cantidad dado que cuenta con alta imagen positiva. Esto es una demostración más de que imagen positiva no es lo mismo que intención de voto.
Es difícil pensar que un gobierno populista como sería el de Alberto Fernández pueda resolver los graves problemas que enfrenta nuestro país, alto déficit fiscal, alta inflación y alta pobreza. Según el ex-ministro Domingo Cavallo si gana el tío Alberto en el 2020 habrá hiperinflación. Sin embargo, no está todo perdido. En Perú, el presidente Alan García elegido dos veces para ese cargo, en su primer gobierno fue populista y en el segundo realizó políticas más pro-mercado. Recemos para que el hada buena y sabia toque con su varita mágica al tío Alberto para que aplique políticas razonables y haga las reformas necesarias para achicar el estado y agrandar la república.

Artículo anteriorAgustín Alvarez recibe a 12 de Octubre
Artículo siguienteEl reto a duelo

Últimas noticias

Beneficiosos apuestas FIFA cyber pro league en de confianza 1xBet

Hoy las apuestas deportivas, el casino en línea, los videojuegos están en la cima de la popularidad. ¿A qué...

La Policía realizó un allanamiento

Secuestraron partes de motos y una planta de marihuana En la jornada de ayer en horas de la tarde, la Policía llevó a cabo un...

Cuatro salidas tuvieron los Bomberos

En la Ciudad, El Tejar y Naón Los Bomberos Voluntarios de 9 de Julio tuvieron cuatro salidas en la jornada del martes, por un derrame...

Son ocho casos confirmados de Covid-19

Comité de Crisis: en la noche del martes se conoció el último El martes por la noche (minutos antes de las 23 hs) se confirmó...

Delfo Cabrera y otros

SOLILOQUIOS DE UN MEMORIOSO Recientemente se ha escrito en el diario una muy buena nota referida a la hazaña deportiva de Delfo Cabrera en las...

Noticias relacionadas

- Advertisement -