» Arturo Avendaño

Historia viva del Club Atlético «Once Tigres»

Publicado el: Sábado 13 octubre 2012 a las 11:38 pm

* Co-fundador del Club Atlético “Once Tigre” es el único testigo viviente de su historia.
* Fue uno de los fundadores de Justicialismo en 9 de Julio.
* Formó parte del personal fundador de la actual Escuela de Educación Técnica Nº 2 de 9 de Julio.
* Amigo y confidente del intendente Horacio Italiano, se mantuvo fiel a sus principios aún en las horas difíciles.
* Prestó su colaboración en ocasión de la construcción del Autódromo “Ciudad de 9 de Julio”, junto a don Marcos Marenco.
* Fue un decidido colaborador en la organización de la Vuelta de 9 de Julio y del Triángulo del Oeste.

Si se deseara, alguna vez, escribir un libro sobre la historia institucional y deportiva del Club Atlético “Once Tigres”, la palabra más autorizada para narrarla es la de don Arturo Avendaño. Protagonista en las horas de su fundación, conoció de cerca la rica historia, pues permanece hasta hoy como simpatizante y colaborador de la institución.
En una entrevista concedida a EL 9 DE JULIO, repasa los orígenes y el devenir histórico de “Once Tigre” y, al mismo tiempo, nos comenta aspectos interesantes acerca de su propia biografía.
Juan Arturo Avendaño nació en 9 de Julio, en la calle Levalle y Mitre, el 18 de abril de 1924, en el hogar de doña Clara Avendaño. Ese día también vio la luz su hermana melliza, María Elena.
Contaba apenas diez años cuando comenzó a aprender el oficio de pintor de la mano del señor Fortuna. Le tocó vivir la época en que se usaba el fileteado en la estética de la pintura de obra, como así también otros detalles que hoy han caído en desuso.
Luego de diecisiete años pudo independizarse y, a partir de entonces, emprendió una trayectoria prolongada a lo largo de sesenta y cinco años. Durante ese tiempo realizó trabajos de pintura tanto en la ciudad de 9 de Julio como en otras de la zona; como así también trabajó para importantes establecimientos agropecuarios.

EN LA FUNDACION DEL JUSTICIALISMO LOCAL
Arturo Avendaño fue uno de los fundadores del Movimiento Justicialista en 9 de Julio. En efecto, el 24 de febrero de 1946 surgía la fórmula Perón-Quijano y en el viejo local de la calle Mendoza, entre San Martín y Mitre, trabajadores nuevejulienses se reunían los miércoles a las 21 horas y los domingos a la mañana, para organizar los sindicatos, sin cobrar por ello retribución alguna.
Arturo pertenecía al grupo de los pintores. Al principio, como quienes desarrollaban este oficio aún no se habían podido agremiar, Arturo se afilió al Centro Obreros Albañiles y Anexos de 9 de Julio, entidad de base fundada el 9 de mayo de 1937. Su carnet de acreditación está fechado en enero de 1945.
Desde entonces, Arturo milita en el Justicialismo y, en la actualidad, es uno de los pocos fundadores del Movimiento que vive en nuestra ciudad y que sigue participando con renovado entusiasmo.
Arturo fue amigo y confidente de Horacio Italiano, intendente municipal de 9 de Julio hasta 1955. En las horas difíciles de la Revolución Libertadora, cuando muchos de sus propios compañeros dieron la espalda a Italiano, Arturo se mantuvo fiel a sus convicciones y permaneció a su lado.

EN LA FUNDACION DEL CLUB ATLETICO “ONCE TIGRES”
Arturo Avendaño, siendo muy joven, participó de la fundación del Club Atlético “Once Tigres”; de hecho, es el único testigo de aquella época gloriosa que vive para darnos cuenta de esa rica historia.
“El primer presidente –recuerda- fue Bartolomé Salomone, en los años de 1937, 38, 39 y 1940. Se fundó en el barrio de la antigua usina eléctrica de la Compañía de Electricidad del Sud Argentino, empresa que donó las primeras camisetas blancas, las cuales llevaban estampada la figura del kilovatio, logotipo de la misma. El sponsor para esas primeras camisetas se obtuvo por intermedio de Schallibon y Delucca, que trabajaban en la usina”.
Según Arturo, los jugadores jugaban todos los días en la avenida Río Negro entre Río Uruguay y Edison. En aquella época integraban el equipo los hermanos Carvajal, Esandi, Romero, Avigliano, Delucca, Ferraro, Pérez, Márquez, Salomone y otros.
Los partidos que se jugaban eran amistosos, también iba a otros pueblos, tales como Morea, El Provincial, Patricios, Dudignac. De regreso a 9 de Julio, después del partido, todos iban al almacén de Mantegna a tomar un «coso con cosito» y comer algo.
“Íbamos en un camioncito del changador Galletiere, sin techo; pero siempre contentos. El viaje, lo pagaba cada uno de los que viajaba”, rememora.
Así se llegó al 17 de septiembre de 1940, oportunidad se formó la comisión directiva. La misma se reunió en la casa de Ernesto Vitarelli, ubicada en la esquina de Entre Ríos y Río Negro, la cual aún existe y conserva el aspecto que tenía entonces, para el recuerdo. La comisión directiva quedó constituida de la siguiente forma: Presidente: Luciano Prado. Vicepresidente: Nicanor Tellechea. Secretario: Héctor Bobio. Prosecretario: Modesto Pérez.
Tesorero: Ernesto Vitarelli. Protesorero: Vicente Divito. Vocales: Otiverio Burgeño, Ramón Del Pino, Raúl Carvajal, Angel Vaira, Enrique Bergara, Tomás Toribio, Augusto Boufflet y Rafael Cabalcanti. Revisores de cuenta: Ruperto Schallibon y Oscar Ortelli.
En 1941 el Club «Once Tigres» obtuvo el título de campeón de Segunda División y el derecho de pasar a la categoría superior. Entre los jugadores que se alistaron se encontraban Legnoverde, Santomé, Avigliano, Delucca, Márquez, Carvajal, Poroto Romero, Maresca, Vélez, Esandi, Oscar Carvajal, Basilio Salomone, Antonio Ferraro, Pérez y otros.
Para la designación del nombre de Once Tigres intervino Poroto Romero, quien trabajaba como mozo en la confitería «Alhambra». En esa ocasión, le consultó al doctor Potetti acerca del nombre que debería llevar el nuevo club, y éste sugirió que, ya que estaban ganando todos los partidos, se le pusiera el nombre de Once Tigres.
Luego, hubo que elegir los colores de la camiseta. De acuerdo a lo indicado por Arturo, “en cierta ocasión estaban en la vereda de la casa de Romero, éste junto a Cuadrelli y otros, entre los que me encontraba presente”.
“Cuadrelli –añade- sugirió que se adoptaran los colores de la camiseta de Racing Club mientras que Romero, que era simpatizante de Boca Juniors, propuso que se jugara con la camiseta xeneize. Para dirimir esta cuestión, arrojaron una moneda, y resultó ganadora la propuesta de Romero. Así es como ‘Once Tigres’ jugó con la camiseta de Boca”.
Con los años, el Club «Once Tigres» disputaba sus partidos en la cancha del Club Juventud Unida, que se encontraba ubicada en la avenida Bartolomé Mitre y Agustín Álvarez, para luego trasladarse al viejo campo de deportes del Club Atlético 9 de Julio, en la esquina de Coronel Lagos y Salta. Finalmente, en la década de 1960 se adquirió el actual predio, perteneciente a la quinta de Anca, en la avenida Bartolomé Mitre.

OTROS RECUERDOS DEL CLUB DE LOS TIGRES
Arturo recuerda a los presidentes que han ido sucediéndose a lo largo de la historia de «Once Tigres», entre quienes pueden mencionarse a los señores Benzo, Del Fabro, Marenco, Molinari, Cancelleri, Martín, Calderaro, Pilegi, Pelatti, Strevezza, Gougy, Italiano, Silva, Ares y Carlos Fernández.
“Cacho Gougy –dice- se encargó del fútbol, trayendo jugadores foráneos. Todos ellos han logrado mucho para nuestro club, agradeciendo a todos por lo que han brindado”.
“No puedo dejar de mencionar cómo fue que se consiguió el dinero para costear el campo de deportes de Lagos y Salta que, como señalé antes, había pertenecido al Club Atlético: Horacio Italiano, quien con el tiempo fue intendente municipal del Partido de 9 de Julio, estaba muy allegado a la familia Arrieta-Duarte. Fueron de ‘Once Tigres’, Streveza, Fortte y Vicente Galluppi, junto a Italiano, y por gestiones de Elisa Duarte, quien se comunicó con el Gobernador Aloe, se consiguieron los fondos necesarios para costear ese predio”, refiere.
Cuando se adquirió el actual campo de deportes del Club, Arturo fue uno de los colaboradores que trabajó para su adecuación.
“El primer paso –explica- consistió en el desmalezamiento y la extracción de árboles, de forma tal que el terreno quedara limpio. Luego se colocaron plantas alrededor de la cancha, las cuales fueron regadas los días domingo. Entre quienes íbamos los domingos para trabajar en el campo de deportes, regando las plantas y haciendo otras tareas, se encontraban Pirmieri, Maineri, Pedro Del Fabro, Avendaño, Vulotta y Cella. A mediodía comíamos un asado. Para regar las plantas debíamos utilizar una carretilla, donde tras portábamos los baldes con el agua. ¡Cómo trabajábamos! Muchos simpatizantes también brindaron su colaboración. Marenco y Ares trabajaron sacando plantas”.
“Cabe recordar otro hecho importante en los orígenes de la institución. Además de la esquina de Entre Ríos y Río Negro, donde se constituyó la primera comisión directiva, ‘Once Tigres’ también estuvo en Alsina y Entre Ríos y, posteriormente, en la esquina de Santa Fe y La Rioja, donde se encontraba el almacén de Maccarino”, narra Avendaño.

LOS JUGADORES FORANEOS DE AYER
Arturo Avendaño recuerda a los jugadores foráneos que pasaron por “Once Tigres que se destacaron en el pasado: Negro Pastori, Mantessi, Negro Canusso, Quiroga, Banchero, Ibáñez, Rosales y García Vera. Fueron arqueros, Calo, Ocampo, Etchepare, Schmitd y Gabuzzi. Entre los jugadores foráneos se encontraban Larrañaga, Armengo de Junín, Nº 2; los hermanos Tablada, también de Junín; Amiano, platense; Suárez de Carlos Casares; Moreales de Carlos Casares; Viglia, de Buenos Aires, Roque Pérez; Pérez Rossi de Junín; Fidelberg, Nº 5, de Buenos Aires; Perez, Nº 2 de Racing de Buenos Aires; Villa San Martín; Bebilaqua, de Buenos Aires; Colorado Rodríguez, Rivas de Buenos Aires; Salazar, Sarco de Boca; Maldonado de Independiente; Rivas de Buenos Aires; Varallo, director técnico de Boca; Negro Herrera; Pérez, Nº 2, de Buenos Aires; Demasi Vidal de Racing.

DATOS QUE SON HISTORIA
Arturo Avendaño nos ofrece ricas referencias sobre los primeros años de la Historia de “Once Tigres”:
El 25 de junio de 1941, la institución participa del Campeonato de Cuarta División de la Liga Nuevejuliense de Fútbol. El 5 de marzo de 1943 lo hace en el Campeonato de Primera División de la Liga Nuevejuliense de Fútbol, con los equipos de Libertad, Patricios, San Martín, Agustín Álvarez, French, Dennehy, Juventud Unida e Independiente de Patricios. El equipo del Club «Once Tigres» estaba integrado por Salomone, Moreno, Peruzzo, Toribio Márquez, Escalada, Romero, Ríos, Esandi y Carvajal. En 1944, en Primera División se encontraban Marziotta, Delamer, Bramajo, Amengual, Márquez, Rodríguez, Banchero, Maresca, Romero, Villegas y Carvajal.
El 22 de abril de 1944 la Comisión Directiva está integrada por Abel Del Fabro, como presidente; Horacio Italiano, vicepresidente; Teófilo Galluppi, Vicente Galluppi, Eugenio Cingolani, Bartolomé Salomone, Luciano Prado, Carlos Ormaechea, Héctor Cella, Miguel Esandi, Héctor Bobio, Nicanor Tellechea, Eugenio Vitarelli, Justo Santillán y Schmitd.
El 26 de julio de 1944 en Primera División, ganó San Martín 3 a 2. El equipo de «Once Tigres» estaba integrado por Salomone, Perotti, Vidal, Banchero, Biglia, Zarco de Boca, Morales, Ballesteros, Herrera, Suárez y Salas. El equipo de San Martín estaba conformado por Ordoñez, Santomé, Sangla, Diez, Márquez, Mouriz, Vargas, A. Cura, Romaño, Elías Cura.
El 31 de enero de 1945 se disputó un Campeonato de Baby Fútbol en el Club Atlético «Once Tigres». Intervinieron los equipos de «el Porvenir», «Don P B T», Belgrano, «El Imparcial», «Once Tigres», Club Español, Ferro Carril Oeste, Megorol, Sportivo Belgrano, Ciclista del Rápido, Plini Hermano, Peluquería Barbieri.
El 16 de junio de 1945 la Primera División participa del torneo en que intervinieron San Martín, Dennehy, French, «Once Tigres», 9 de Julio, Patricios, Libertad, Agustín Álvarez, 18 de Octubre y Juventud Unida. El 20 de junio de 1945 empata con Atlético 9 de Julio 2- 2. Atlético formó con Rivas, Peruzzo, Aperlo, Parise, Osterrieth, Rodríguez, Bibiloni, Romero, Hernández, Casa y Llano. «Once Tigres» formó con Shyssel, Perotti, Rusiñol, Sánchez, García, Márquez, Banchero, Bellestero, Vaudagna, Suárez y Gerez.
En 1946 “Once Tigres” fue campeón, derrotando a San Martín por 3 a 1, formando el equipo con los siguientes jugadores: Marino, Montessi, Ocampo, Delamer, Banchero, Deffei, Villar, Amiano, hermanos Tablada, Herrera. Como así en muchas oportunidades fue campeón.
Por su honestidad, se han destacado como jugadores: Diprimio, Strevezza, Caló, Zapatiello, Schmitd, Marino, Pascerini, Delamer, Banchero, Rabido Andrada, Paleta Andrada, Quintana, Titarelli, Chato Aiello, Suárez, Villar, Deffei, Martínez, Colila Martini, Urquiza, Depetri, Márquez (padre e hijo), Canusso, Negro Mantessi, Lattaro, Maccarino, Rosales, Rivera, Parise, San Miguel y Platolino, entre muchos otros.
Como utilero de “Once Tigres” estuvo muchos años, Juan Manuel Avendaño. Nuca hizo faltar una camiseta, pantalón, media o botines. También Balle y Rossini oficiaron como porteros o encargados de boletería.
“Es difícil recordar a todos quienes defendieron la camiseta de “Once Tigres” por eso, si me olvido de alguno, pido perdón de antemano”, aclara.

SU PASION
En la rica historia del Club “Once Tigres”, trazada por Arturo Avendaño, se advierte su pasión por esta institución.
“Todo lo he vivido desde muy chico.Guardo muchos recuerdos de este Club tan exitoso. Hoy un club respetable”, manifiesta.
“De mi parte –agrega-, estoy muy agradecido a los jugadores, al cuerpo técnico, a la comisión directiva, a los simpatizantes y colaboradores. Aprovecho para felicitarlos a todos, especialmente a Fernando Salva, y desearle lo mejor. ¡Arriba «Once Tigres»!”.
«Once Tigres» el Club de sus amores, transita hoy un momento glorioso, pues se encuentra participando del Argentino «B», alcanzando muy buenos resultados y posicionándose entre los mejores de la zona.

EN LA FUNDACION DE LA ESCUELA TECNICA Nº 2
En la mañana del domingo 25 de Junio de 1950 fue fundada la Escuela de Aprendizaje y Medio Turno Nº 134 (hoy Escuela de Educación Técnica Nº 2). Al día siguiente, el lunes 26 de junio comenzó su labor educativa con el primer día de clases. El primer edificio que ocupó la Escuela estaba ubicado en la calle Robbio entre San Martín y Salta.
En ese momento, la dirección interina de la Escuela quedó a cargo del profesor Dante Manuel Peters, y con un cuerpo de docentes y personal integrado por: Helio Augusto Amerio, Amilcar Raúl Linch, Héctor Vicente Medici, Raúl Raña, Nicanor Tellechea, Francisco Guillermo Spina, Ramón Ojeda, Miguel Rivas, Arturo Avendaño, Antonio Anorfo, Francisco Jimenez del Barco, Clemente Malpere y Ricardo Igelmo.
Arturo Avendaño prestó servicios hasta el 1º de agosto de 1957 como Encargado de Disciplina y del Depósito General de Materiales.

RECONOCIMIENTOS Y DISTINCIONES
Arturo ha sido merecedor de varios reconocimientos a su labor de servicio.
El 27 de diciembre de 1975 el Club Atlético “Once Tigres” le otorgó una medalla y, en 1999 un plaqueta en reconocimiento “al esfuerzo y responsabilidad” mantenidos con la entidad.
Otra plaqueta también le había entregado la misma institución deportiva el 17 de septiembre de 1992, en ocasión de arribar al 52º aniversario de su fundación.
Por otra parte, el 17 de octubre de 2005, en un acto realizado en la sede del Partido Justicialista, que por entonces funcionaba en Mitre entre Libertad y Vedia, recibió una medalla de honor, en su carácter de fundador del Justicialismo local. En noviembre del año siguiente, la Unidad Básica “Juan Domingo Perón” lo distinguió con un diploma de honor por su militancia en el Movimiento.

SU FAMILIA
Arturo Avendaño contrajo enlace, el 13 de noviembre de 1947, con Nilda Romero (fallecida). De esa unión nacieron tres hijos, Nilda Luján Avendaño de Machado, Juan Manuel y Mirta Mabel. Además, conforman su familia, sus hijos políticos, Andrea Lambán y Carlos Machado y cuatro nietos, Federico, Nicolás, Diego Alberto y Joana Ayelén Avendaño.

PALABRAS FINALES
Antes de terminar su entrevista con EL 9 DE JULIO, Arturo expresa su gratitud hacia todos quienes colaboraron, en muchas ocasiones, con el Club Atlético “Once Tigres”: Horacio Italiano, Arturo Ares, Jesús Abel Blanco, Héctor y Martín Callegaro y Horacio Delgado, entre otros.
Asimismo, agradece de manera especial a quienes, a lo largo de sus 65 años de trayectoria en el oficio de pintor de obra, fueron sus clientes.
Don Arturo Avendaño es historia viviente, tanto del Club Atlético “Once Tigres”, como del Partido Justicialista; así como también ha sido testigo y partícipe de la fundación de la hoy Escuela de Educación Técnica. Con su trato siempre cordial y su memoria nos invita a transitar en una historia de la cual formó parte.
La memoria de Arturo es notable y recuerda con absoluta precisión acontecimientos y personajes de los últimos ochenta años. Tal como lo hemos dicho al iniciar esta crónica, Arturo es historia viva no solamente de las instituciones a las que ha pertenecido, sino también de la comunidad.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.

Portada    -    El Diario    -    Contacto    -    Publicidad    -    Suplemento 100 años    -    Temas del Mes    -    Mapa del sitio    -     Ediciones anteriores


SECCIONES
Actualidad
Rural
Arte
Salud
Deportes
Economía
General

Institucionales
Locales
Policiales
Política
Regionales
Salud
Turismo
SERVICIOS
Clima
Teléfonos Útiles
Farmacias de turno
Horóscopo
Resultados de Quiniela
Necrológicas
Resultados deportivos
Horarios de colectivos
SUPLEMENTOS
Deportes
Interés General
Vivamos mejor
La movida del 9
Mensajes para el alma
9 de Julio Rural
DATOS
Diario El 9 de Julio S.A
9 de Julio - Bs As - Argentina
Av. Vedia 198
(02317) 521052 / 611111
administracion@diarioel9dejulio.com.ar
(Publicidad)

redaccion@diarioel9dejulio.com.ar
(Redacción)

Edición impresa del dia

© 2011 "El 9 de Julio" - Diario vespertino fundado el 15 de mayo de 1909 | Directora: Manfredi Estela Rosa - Registro DNDA: En trámite - Nro de Edición: 3703

Sitio realizado por desarrollomiWeb